Ciudad de México a 26 de septiembre de 2016.- Hoy le fueron retirados los Derechos Políticos a Javier Duarte de Ochoa, gobernador de Veracruz. ¿Pero qué va a pasar con él? ¿Irá a la cárcel? ¿Y los demás implicados?

Javier Duarte ha ingresado en una especie de limbo político dentro del Partido Revolucionario Institucional. Desde hoy él no tiene injerencia en ningún evento priista; sin embargo, tendrá la oportunidad de defenderse.

Aquí los 4 puntos que debes saber sobre lo que pasó con el gobernador de Veracruz y los otros 6 ex funcionarios y notarios:

1.- Se han perdido los derechos políticos. Son las prevendas fundamentales de cualquier militante. JDO se convirtió en una especie de apéndice dentro del partido, está dentro del PRI pero no tiene ni voz ni voto.

Entre otras cosas, según el estatuto en el artículo 54, desde hoy él no podrá:

  • I. Hacer de la carrera partidista un espacio para su desarrollo político, en base al registro de las tareas partidarias; (…)
  • V. Votar y participar en procesos internos para elegir dirigentes y postular candidatos, de acuerdo al ámbito que les corresponda y a los procedimientos establecidos en los términos de los presentes Estatutos y de la convocatoria respectiva; (…)
  • XI. Tener acceso a la información pública sobre asuntos del partido político, en los términos de las leyes en materia de transparencia;(…) 
  • XVI. Participar en las asambleas, convenciones y demás reuniones a las que les corresponda asistir;
  • Ya no es Consejero Estatal ni Nacional del PRI.

2.- La Comisión no conoce a Duarte. Ninguno de los integrantes de la Comisión de Justicia Partidaria tiene relación alguna con Javier Duarte o alguno de los demás implicados. El artículo 134 del Código de Justicia Partidaria dice que desde el anuncio de la resolución la Comisión “la turnará a la Subcomisión de Derechos, en un plazo que no exceda las veinticuatro horas, contadas a partir de su recepción, para que inicie el estudio e instrucción procedente”. 

La Comisión de Justicia enviará un citatorio al domicilio de los 7 sin derechos y de no estar o negarse a recibirlo, dejarán  otro documento que contendrá:

a) Denominación del órgano que dictó la resolución que se pretende notificar; b) Datos del expediente en el cual se dictó; c) Extracto de la resolución que se notifica; d) Día y hora en que se deja el citatorio y nombre de la persona a la que se le entrega; y e) El señalamiento de la hora a la que, al día siguiente, deberá esperar la notificación

3.- Duarte se podrá defender. Javier Duarte y compañía podrán defenderse de las acusaciones de Armando Barajas, líder nacional de la corriente Solidaridad del PRI. Los acusados tendrán 15 días para defenderse y presentar las pruebas.

Según el Artículo 128 del Estatuto Nacional dice que “en todos los casos, el denunciado gozará de la garantía de audiencia y defensa”. Sin embargo, quien promueva la denuncia como “sector u organización del Partido, deberá estar acompañada de las pruebas correspondientes”.

Javier Duarte podrá ser expulsado si se que comprueba que:

  • III. Realizó acciones políticas contrarias a los Documentos Básicos o a los lineamientos concretos de los órganos competentes del Partido;(…)
  • IV. Realizó actos de desprestigio de las candidaturas sostenidas por el Partido u obstaculizar las campañas respectivas;(…)
  • VI. Se solidarizó con la acción política de partidos o asociaciones políticas antagónicas al Partido;(…)
  • X. Cometió faltas de probidad o delitos en el ejercicio de las funciones públicas que se tengan encomendadas;(…)

4.- Duarte no irá a la cárcel con este proceso. Este es un proceso interno del Revolucionario Institucional y no tiene injerencia alguna con las investigaciones que realiza la Procuraduría General de la República (PGR).

Es una situación inédita entre las filas modernas del Revolucionario Institucional, el que un gobernador pase por este proceso mediático.

Sin embargo, este es uno de las situaciones, según historiadores, más álgidas en la historia interna del PRI (desde su concepción en 1929) cuando la expulsión del país en 1936 del general Plutarco Elías Calles generada desde la presidencia del general Lázaro Cárdenas del Río.

Coincidentemente el nieto de Plutarco Elías Calles, el priista Fernando Elías Calles Álvarez, es el responsable de la expulsión de Duarte y compañía.

Dejanos tus comentarios