Veracruz, Veracruz a 15 de agosto de 2016.- A manera de protesta por su fuente laboral, los obreros del sindicato del extinto Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) se vuelven a encadenar a los pilares del ayuntamiento de Veracruz.

Ahora, son mujeres las que iniciaron con esta movilización; a diferencia de lo que sucedió el lunes pasado cuando fueron obreros los que comenzaron con esta modalidad la pasada semana.

Al respecto de su lucha la dirigente sindical Angélica Navarrete Mendoza afirmó que continuarán con diferentes medidas de presión para exigir la reinstalación en sus puestos de trabajo toda vez que la entrada de Grupo MAS fue de modo regular.

Afirmó que además de estas protestas pacíficas el sindicato está haciendo acto de presencia, y aún opera algunos pozos que GMAS ha dejado sin atender, esto porque el congreso del estado de Veracruz no ha votado sobre la extinción del SAS y a sus ojos implica que su sistema debe seguir en funciones, a pesar de que a ellos ya no les pagan por sus servicios.

Acusó a la Secretaria de Trabajo y Previsión Social de ser fríos en el asunto y tener un aparente contubernio con la empresa, puesto que en ningún momento intentó impedir que los concesionarios tomaran el control, a pesar de existir un expediente de su caso pidiendo la sustitución patronal; primero con la excusa de que estaban de vacaciones y ahora con que están “analizando”, sin tomar alguna medida.

 

 

Dejanos tus comentarios