• Atlas derrota por 1-0 al Tiburón
  • Leobardo López anota en propia puerta en polémica decisión arbitral

Guadalajara, Jalisco.

Los Tiburones Rojos se quedaron con las ganas de cosechar puntos en la jornada 2 del torneo Apertura de la Liga Bancomer Mx tras ser derrotados por el Atlas de Guadalajara por la mínima diferencia esta noche en la cancha del monumental Estadio Jalisco en partido parejo y polémico.

De inicio, los rojinegros supieron como mantener en propia cancha sus rivales a base de una rápida y efectiva circulación de pelota que puso en predicamentos al aparato defensivo jarocho; luego de 5 minutos de pesadilla, Veracruz pudo comenzar a tomar la iniciativa lentamente hasta cambiar los roles y provocar peligro en la otra área.

Con el pasar de los minutos, el juego se volvió accidentado y ríspido que benefició en gran medida a los locales, que se valieron de la picardía de los jugadores atlistas para hacer que los jugadores escualos cometieran faltas; por ello, el resultado de lo anterior dejó condicionado con tarjeta amarilla a Gabriel Peñalba y a Hugo Cid.

La jugada más clara de la primera mitad la tuvo Veracruz en los pies de Juan Pérez que tomó por sorpresa a la defensa rojinegra en un contragolpe que definió equivocadamente al disparar justo donde el portero Oscar Ustari se encontraba para solo atrapar el esférico al minuto 25.

Para el complemento, Veracruz seguía con la pelota en posesión sin poder agredir claramente al rival, no obstante, Atlas esperaba el momento justo, ya que se percató de los espacios que el conjunto veracruzano dejaban al ir al frente.

El técnico del Tiburón Pablo Marini decidió comenzar a mover sus piezas desde el minuto 67 al retirar a Juan Pérez para darle entrada a Adrian Luna; el partido comenzó a complicarse de la nada para la causa jarocha, no por las modificaciones, sino debido a las circunstancias que se presentaron en el transcurso del partido.

En la primera oportunidad de Adrian Luna falló en el control frente al arco luego de un gran pase de Jesús Paganoni que lo dejó completamente solo; a la jugada siguiente, fue inevitable el contragolpe atlista en el que Candido Ramírez trató de llevarse a Hugo Cid que interfirió en el caminó de jugador y cometiendo la falta, por lo que el árbitro central tuvo que sacarle la segunda amarilla dejando al Veracruz en desventaja numérica al minuto 76.

El plantemaiento jarocho se vino abajo, y con ello, la profundidad que habían logrado generar en las última jugadas; Marini decide retirar a Daniel Villalva para colocar a Luis Martínez y no perder elementos en el medio sector.

Al minuto 81, llegó la jugada polémica que, a pesar de ser un equivocación arbitral, el conjunto local que mereció al aprovechar la superioridad en la ancha adelantando lineas y arrinconando al rival; luego de un balón prolongado en el área por el sector derecho, Candido Ramírez vuelve a aparecer para llegar a linea de fondo y barrido, introduce a la cancha la pelota que ya había salido, sin embargo el abanderado no se percató y continuó la jugada que Leobardo López termina por definir en su propia portería para poner cifras definitorias en el encuentro.

Veracruz deja escapar una buena oportunidad para seguir alejándoce de los problemas porcentuales y suma su segundo descalabro de la temporada; mientras que Atlas gana su primer partido de la temporada y se sacude la estadística negativa que tenían contra Veracruz jugando en el Jalisco, ya que los últimos tres encuentros habían sido derrotas contra el equipo del puerto.