Washington, EUA, 12 de enero de 2017.- La política que permitía a los cubanos recibir visa y un permiso de trabajo automáticamente al llegar a Estados Unidos, conocida como “pies mojados, pies secos”, llegó a su fin.

Así lo indica un alto funcionario del gobierno estadounidense, quien asegura que la medida de la administración que encabeza el presidente Barack Obama, es parte de las negociaciones que realizan con el gobierno de Cuba desde que en diciembre de 2014 comenzaron a normalizar la relación bilateral.

La política tuvo su origen en 1995, en una enmienda a la Ley del Ajuste Cubano de 1966, que otorgaba autoridad al Secretario de Justicia de Estados Unidos permitir que los cubanos que hubieran ingresado de manera ilegal o legal, obtuvieran residencia permanente un año después de su arribo.

Con la medida, los migrantes cubanos podrían quedar al mismo nivel de protección que el resto de los migrantes de América Latina. A cambio de la modificación, Cuba aceptará a los cubanos que sean deportados de Estados Unidos.

Se prevé que el anuncio oficial del fin de la política que implementó Bill Clinton en la década de los noventa, sea realizada el día jueves.

Con información de Milenio y El mundo.es

DEJANOS TU COMENTARIO