Veracruz, Ver., 26 de diciembre de 2016.- A vista de cámaras de vigilancia, a metros de plazas públicas y a plena luz del día, es como han ocurrido los violentos asaltos que en poco más de una semana suman siete en la conurbación Veracruz, Boca del Río y Medellín de Bravo. No obstante, empresarios señalan que podrían ser más.

Hace 10 días, el 17 de diciembre, sujetos en camisas blancas y pantalones beige cometieron un asalto en la sucursal bancaria de Bancomer, a tan solo una cuadra del Zócalo de Veracruz.

Le seguiría el 19 de diciembre el robo al “Hospital de iPhones” en el fraccionamiento Reforma. El acto se hizo conocido pues en el mismo los ladrones despojaron a una familia de sus pertenencias y su camioneta, hecho que se observa en un video a través de redes sociales.

Un día después, el 20 de diciembre, se acumula el mayor número de atracos en la última semana.

Por la mañana, un ladrón fue detenido y amarrado a un poste por vecinos, a metros del parque Ciríaco Vázquez en el Centro Histórico de la ciudad. Horas después, un hombre estuvo a punto de sufrir un asalto en el estacionamiento del Hotel Diligencias; en la tienda Elektra del fraccionamiento Puente Moreno, delincuentes ingresaron para robar efectivo y equipos de telefonía.

El 22 de diciembre, luego de lo que las autoridades señalaron como un aumento en los delitos, se lanzó un operativo especial de seguridad para la zona Veracruz-Boca del Río y Medellín de Bravo. Sin embargo, un día después y en vísperas de Nochebuena, la deportista Nely Miranda Herrera fue asaltada por sujetos armados que le robaron la camioneta; horas después se registró un robo en una farmacia de Tejería.

Esta mañana, un cristal amaneció roto en el banco Banamex, ubicada en la calle Independencia en su cruce con Juárez. No obstante, quedó como un intento de robo.

Al respecto, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CANACO) en Veracruz, Jesús Antonio Muñoz de Cote Sampiery, declaró que desafortunadamente los robos aumentan con la llegada de las fiestas decembrinas.

Mencionó que anteriormente calculaban hasta siete asaltos por día en diferentes comercios de la conurbación; estimó que ahora son más de los que logran ser conocidos por la opinión pública.

Las pérdidas económicas en los negocios, a decir de CANACO, se estiman en un 10 por ciento de la venta del día, pero el impacto en las ganancias también se observa en la inversión que los empresarios tienen que destinar a su protección.

“Hay quienes pueden llegar a perder toda la venta del día, aparte lo que ha costado la inversión en estos equipos de seguridad depende , pero llegan a representar hasta 11 mil pesos la inversión, son mermas importantes que tiene el negocio, que se deja de destinar a invertir a hacer crecer el negocio por destinarlo a la seguridad”.

De Cote Sampiery hizo un llamado para que esta problemática sea atendida por las autoridades con mayor presencia policial en las calles en estos días de asueto.

DEJANOS TU COMENTARIO