Veracruz, Ver., 4 de Agosto del 2016.- Pese a la crisis económica que atraviesa el Estado y el sector empresarial en Veracruz, no han dejado de aportar sus donativos al Centro de Rehabilitación Infantil de Veracruz (CRIVER), aseguró el presidente del patronato Enrique Cházaro Mabarak.

En entrevista, destacó que se requieren 24 millones de pesos para que el Criver opere al año y con apoyo de diversos sectores, incluida la ciudadanía se está logrando mantener el apoyo a los menores de varios municipios que sufren alguna discapacidad.

Son en promedio, dos millones de pesos los que requieren al mes para sostener al Criver.

Actualmente, por año, se atienden en promedio a 6 mil menores con diversas discapacidades, puntualizó.

“Continuamente hemos renovado equipos, estamos trabajando con equipos adecuados”, manifestó.

Indicó que aún siguen atendiendo niños discapacitados del Centro de Rehabilitación Infantil de Orizaba que cerró sus puertas hace meses por falta de presupuesto.

La atención incluye a menores indígenas de bajos recursos de la zona centro del Estado.

“Desconozco si se ha reabierto o no, en Criver atendemos a niños de 120 municipios, estamos trabajando con éxito, continúa el apoyo del gobierno del Estado, y desde luego de la sociedad veracruzana que ha sido socialmente responsable y eso nos ha permitido seguir con fortaleza y con recursos”, manifestó.

Dejanos tus comentarios