Veracruz, Ver., 11 de agosto de 2016.- El sector empresarial está en “focos amarillos” ante la crisis económica estatal y nacional y la guerra política que de manera particular vive el Estado de Veracruz, aseguró el vicepresidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Marcos Orduña Alcocer.

Dijo que en Veracruz todo “está revuelto” por lo que es urgente que el próximo gabinete estatal ponga orden desde el primer minuto de gobierno.

La economía no está pujante y encima las diferencias políticas hacen más grande la zanja entre los sectores productivos y el gobierno, manifestó.

“Está demasiado revuelto ahorita creo que habrá que esperar a que entre la nueva administración para tomar las decisiones que ellos tengan que hacer”, destacó.

El tema es general, en el caso de Oaxaca, el conflicto magisterial que se registra con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), “se está arreglando a cañonazos de dinero del gobierno federal y así es muy fácil negociar”

Sin embargo, indicó, no es la salida ni la solución.

“Ellos dicen que la reforma educativa va pero a los más estros faltistas ya se les pago, a los que van a hacer sus evaluaciones a la tercera reprobada ya no van a poderlo hacer pero mientras más bloqueos obviamente se los van a aceptar, es el grado de educación que tenemos”, agregó.

Dejanos tus comentarios