Veracruz, Ver., 16 de Agosto del 2016.- Luego de la lluvia nocturna y una obra mal hecha, esta mañana en el kilómetro 13 y medio a la altura del fraccionamiento campanario se abrió una mega zanja que atrapó a una unidad de taxi y una camioneta de tienda departamental.

Todo inició hace unos días cuando una empresa, que los vecinos no pudieron identificar, cortó el asfalto para pasar un ducto por debajo de la vía.

Aparentemente sin permiso ni conciencia de lo que estaban haciendo, los trabajadores de la obra rellenaron de tierra la parte baja de la carretera y taparon con las mismas placas de concreto que habían cortado.

Con las lluvias la tierra que pasa bajo la vía se deslavó, destapando así el corte mal realizado.

El boquete ahora es más grave pues además de abrir la zanja, la tierra que pasa por debajo del resto de la vía de escurrió también, logrando que aparezcan coarteaduras en el asfalto que no había sido alterado.

Dejanos tus comentarios