Boca del Río, Ver., 10 de octubre de 2016.- Génesis frente al mar. Génesis con un girasol en la mano. Génesis, mirando a la cámara. Todas, fotografías adheridas con amor en el tablero de avisos de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana. Un homenaje a la amiga, estudiante y alumna que fue declarada sin vida el sábado 8 de octubre, luego que sus papás identificaran sus restos en la morgue de Xalapa.

adiós a génesis

Génesis Deyanira Urrutia Ramírez estudiaba el noveno semestre de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación en Boca del Río, ciudad conurbana con Veracruz a la que llegó en 2012 desde Jáltipan, donde nació. Tres semanas antes de tomarse la foto de graduación junto con sus compañeros y amigos de la generación 12000, desapareció.

El jueves 29 de septiembre sus padres dejaron de tener contacto con Génesis. Junto con ella habían desaparecido otros dos jóvenes, Octavio García Baruch y Leobardo Arroyo Arano. El 8 de octubre sus restos fueron identificados junto con los de otros tres jóvenes aún sin reconocer.

La noticia llenó de espanto y tristeza a varias personas, entre ellas sus amigos. Alrededor de 15 personas, que intentaron por todos los medios posibles y contra las críticas, que devolvieran con vida a su compañera. Fueron ellos quienes prepararon el homenaje a Génesis, realizado en los pasillos de la facultad en la que estudiaba.

adiós a génesis

Durante más de media hora, nadie se atrevió a proferir palabra alguna.

Estudiantes, reporteros, fotógrafos, un par de administrativos y directivos del plantel, permanecieron en silencio hasta que la amiga de Génesis, Malú García Torres y la profesora Leticia Núñez Hernández, tomaron la palabra.

Ambas agradecieron el apoyo de los que donaron recursos económicos para las impresiones de los volantes y fotografías que difundieron su imagen en todo Veracruz; de los medios de comunicación que informaron del caso y del esfuerzo por encontrarla; de los colectivos de familiares de personas desaparecidas que repudiaron el crimen.

“Vaya especialmente este agradecimiento a las personas que por omisión también, por comisión o por insensibilidad sirvieron de motivación y estímulo para un grupo de 15 personas que se organizaron para hacer frente con todo lo que hay detrás, con todo lo que he mencionado, solo para hacer sentir a los familiares de Génesis que no estaban solos”, expresó Leticia Núñez, la única docente de todo el plantel que se presentó en el homenaje.

adiós a génesis

La flor favorita de Génesis, el girasol, enmarcó el altar que prepararon con escritorios y el tablero de avisos de la facultad. Veladoras y fotografías fueron dispuestas en su memoria.

De fondo, el silencio de muchos, algún rumor de llanto y la música que Génesis dejó en el playlist de uno de sus amigos.”Te iluminas con tu propia luz en un instante, cambias de color tu alrededor…”

adiós a génesis

adiós a génesisadiós a génesisadiós a génesisadiós a génesis

Dejanos tus comentarios