Ciudad de México a 26 de septiembre de 2016.- La Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI, anunció la suspensión de los derechos políticos del gobernador de Veracruz Javier Duarte de Ochoa y a seis ex funcionarios más de su gobierno.

Los otros señalados son Juan Carlos Rodríguez García, ex Director Jurídico de la Delegación de la Secretaria de Desarrollo Social veracruzana, Gabriel Deantes Ramos, ex Secretario de Trabajo y ex Oficial Mayor de la SEV.

También José Antonio Chara Manzur Beltrán, ex delegado de la Secretaría de Economía; Arturo Bermúdez Zurita, ex Secretario de Seguridad Pública,  Israel Ramos Mangue y Daniel Cordero Gálvez, ambos Notarios Públicos involucrados en el escándalo de empresas fantasmas.

Los miembros de la Comisión de Justicia Partidaria iniciaron a las 6 y 14 de la tarde. Los integrantes son Héctor Gutiérrez de la Garza, el senador Arturo Zamora, Mónica Clara Molina, Laura Zapata Martínez, Arturo Ugalde y Sergio Cuevas.

“Hágasele saber a los denunciados que cuentan con quince días hábiles, contados a partir del día hábil siguiente a que se les notifique este acuerdo, para contestar las denuncias en las que se encuentren señalados como probables responsables, ante esta Comisión Nacional, y ofrecer las pruebas que a su derecho convengan, apercibidos que en caso de no contestar o no ofrecer pruebas, se les tendrá por perdido ese derecho”, sentenció el presidente de la Comisión de Justicia, Fernando Elías Calles Álvarez

SU PROCESO DE EXPULSIÓN

El proceso de expulsión de Javier Duarte inició el 21 de julio de 2016, cuando Armando Barajas, presidente nacional de la Corriente Solidaridad del PRI, presentó ante la Comisión de Justicia el oficio para sacar del partido a Javier Duarte de Veracruz, César Duarte, gobernador de Chihuahua y Roberto Borge de Quintana Roo.

“Si se va a crear una comisión anticorrupción, se haga lo más pronto posible, con la finalidad de que todos los malos gobernantes que han afectado la imagen del partido sean sancionados”, dijo Barajas al diario Milenio.

Fue hasta el mes de agosto que en medios nacionales se comenzó a manejar la versión de una posible ruptura entre Duarte de Ochoa, el PRI y la presidencia de la República.

El diario La Jornada dijo el 18 de agosto lo siguiente sobre una visita de Javier Duarte a los Pinos: “De visita en Los Pinos, a donde fue convocado para asistir a la aprobación del programa ’25 al 25′ de atención integral a la niñez y tras un frío saludo meramente protocolario que le brindó el presidente Enrique Peña Nieto, el mandatario veracruzano se apresuró a buscar la salida y a minimizar posibles sanciones partidistas”.

Otra de la señales fue la separación dentro del estrado en el marco de la Ceremonia de Graduación de los cadetes de la Heroica Escuela Naval Militar de Antón Lizardo en Alvarado, Veracruz.

El 11 de agosto, distinto a los años anteriores, Duarte fue acomodado cuatro lugares aparte del presidente Peña Nieto, al lado de la directora nacional del Instituto de las Mujeres, Lorena Cruz Sánchez. Tan sólo en el 2015, Duarte fue colocado junto a Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación.

En las 97 fotografías que el equipo de la Presidencia del República publicó sobre la visita de Enrique Peña Nieto a la Escuela Naval, en ninguna apareció el mandatario.

Fue hasta el lunes 22 de agosto cuando la dirigencia nacional del PRI notificó al gobernador de Veracruz que existía un proceso en su contra para sacarlo de las filas del partido.

“En el PRI estamos formando parte de las diversas instituciones que estamos analizando y revisando cuál fue el comportamiento de ese gobierno y como lo he señalado, en el PRI debemos ser los garantes de la honorabilidad de los gobiernos que emanan de nuestras filas”, escribió la periodista Noemí Valdés de Notiver sobre el caso PRI-Duarte de Ochoa.

Durante el fin de semana, dos personajes políticos priistas opinaron sobre este caso. El primero fue Jorge Carlos Ramírez Marín, ex presidente de la Cámara de Diputados, mención que la expulsión es el primer paso para iniciar un juicio político en contra de Duarte.

“Es necesario que el gobernador Javier Duarte se presente ante la autoridad para que aclare los señalamientos en su contra y no evada la acción de la justicia”, sentenció Ramírez Marín ante las plumas de La Jornada.

Por su parte Carolina Monroy del Mazo, Secretaria General del PRI y prima del presidente Peña Nieto, le declaró al diario El Sol de México que “será la Procuraduría General de la República la que marque el ritmo en las investigaciones contra” el gobernador veracruzano.

Armando Barajas, primer promotor de la expulsión de Duarte, explicó para Grupo FM Noticias del Puerto de Veracruz que “el retiro de derechos políticos es el primer paso para expulsar a Duarte”.

“Es para que él (Duarte de Ochoa) no se escude ante el partido y pueda afrontar alguna investigación en su contra (…) de resultar algún delito en su contra sería expulsado inmediatamente”, dijo el viernes 23 de septiembre para el noticiero de Rosa María Hernández Espejo y Hugo Gallardo San Gabriel.

Compartir

Dejanos tus comentarios