Veracruz, Ver., 24 de noviembre de 2016.- En la reunión de 64 alcaldes de Veracruz con el gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado, y la titular de la Sefiplan, Clementina Guerrero, se reconoció una deuda de más de tres mil 095 millones de pesos con los Ayuntamientos, de participaciones estatales y federales, aseguró el alcalde de Veracruz, Ramón Poo Gil.

Se acordó entre otras cosas, un adelanto de participaciones federales que se planteará al gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares y a la Secretaria de Finanzas y Planeación (Sefiplan) cuya titular manifestó su acuerdo.

Aún se hablará con el Ejecutivo electo para evitar problemas al respecto.

“Esto lo acepta la Secretaria de Finanzas, lo acepta el gobernador Flavino Ríos pero también mostrando la civilidad y la institucionalidad comentó el gobernador Flavino ríos tendría que ser aceptado y enterado por el gobernador electo y que el 1 de enero entrará en funciones el licenciado Miguel Ángel Yunes Linares por efecto de que ya serían recursos que ejercería en su período constitucional”, puntualizó.

Dijo que nuevamente se hará la numeralia para determinar exactamente la deuda del Estado con el Ayuntamiento en este caso, porque hay fondos como el de Hidrocarburos que no se habían contemplado y que ascienden a 48 millones de pesos solo de este año.

También se acordó que se realicen reuniones con el Organismo de Fiscalización Superior y la Auditoria Superior de Fiscalización para la ejecución de los recursos, ya que la Ley de Coordinación Fiscal establece que se deben ejercer en el período establecido.

No se podrían perder de no ser así, porque la ley no contempla un caso donde no se depositen las participaciones federales.

“Esto puede ser bueno o malo en el sentido de que se abre un abanico de posibilidades y se abre también la cuestión de que los acuerdos puedan ser válidos para poder contrarrestar este tipo de situaciones”.

Otro acuerdo al que se llegó es a realizar mesas de trabajo con los Ayuntamientos y dependencias a las que no se les ha pagado, como CFE, SAT y otras, para que no se presione a las autoridades municipales en tanto les pagan.

Finalmente, se signó realizar un acuerdo formal para que los recursos de los veracruzanos “ya no se desvíen o ya no se utilicen para otro tipo de situaciones como pago de nómina y todo esto, fue una reunión bastante cordial e institucional”, destacó.

Las participaciones de noviembre, serán depositadas el 5 de diciembre de parte de la Federación a municipios de manera directa con lo que se podrá cumplir con los compromisos financieros inmediatos.

Otro concepto es en el caso del Fortamun, que también debe pagarse el 5 de diciembre, puntualizó Ramón Poo “con ese mes que nos depositen nosotros podremos librar sin ningún problema financieramente”.

Expresó que de las participaciones federales de noviembre serán 49 millones de pesos y solo hay un retraso de 10 millones de pesos del mes de julio.

En el caso de los 212 Ayuntamientos el retraso es de tres meses en el rubro del FISM, del Fortafin les adeudan siete millones 300 mil pesos que son para obras y el de Hidrocarburos.

La denuncia y controversia constitucional ante PGR sigue en pie porque es una opción legal que no se descarta en caso de que ésta o la siguiente administración no les paguen.

Este tema no es político, explicó, la ley no lo establece pero tampoco lo descarta ya que establece claramente que para realizar el cobro los Ayuntamientos pueden proceder como mejor les convenga y este trámite es una de las herramientas que tendrían, finalizó.

Dejanos tus comentarios