Imágenes, CUARTOSCURO, Carlos Villareal y Archivo Crónica Veracruz

Veracruz, Veracruz a 2 de noviembre de 2016.- Javier Duarte tiende a la frialdad, al cálculo y a la ira. Según un perito experto en morfopsicología, el rostro del ex gobernador de Veracruz refleja un pasado “turbio y difícil, del que se avergüenza”.

Alejandro Méndez Sánchez, perito experto del Centro de Morfopsicología de la Ciudad de México, menciona que “las bases de la nueva morfopsicología están totalmente alejadas de la fisionomía. Ahora se tienen bases científicas sobre estos estudios”.

La forma del rostro de Javier Duarte de Ochoa es trapezoidal, es decir, “su parte baja, su mentón es más ancho que frente. En su rostro domina el mentón, que significa que el está pegado a lo terrenal, a la comida, al sexo, al dinero. Todo es parte de una territorialidad”.

Distinto al rostro de Duarte, “si vemos el rostro de Nelson Mandela vemos un rostro de pómulos anchos. La parte media es la parte que indica la afectividad, era un hombre sensible, un rostro festivo. Si vemos el rostro del Papa Juan Pablo II hay un ligero abombamiento en la zona superior, era un hombre de pensamientos, de fe”.

Duarte no muestra rasgos de una personalidad afectiva.

En la cara de JDO, las zonas de preferencia son la racional, luego lo instintivo y finalmente, lo emocional. Es decir, “Duarte es un hombre de ideas, de proyectos, pero toma decisiones sin tocarse el corazón (…) tiene también una frente inclinada, entre más inclinada sea la frente quiere decir que es una persona arrebatada”.

whatsapp-image-2016-10-31-at-17-26-24
Foto: Alejandro Méndez. La forma del rostro de Javier Duarte de Ochoa es trapezoidal, que significa que el está pegado a lo terrenal, a la comida, al sexo, al dinero.
whatsapp-image-2016-10-31-at-17-46-12
Foto: Alejandro Méndez. “Duarte es un hombre de ideas, de proyectos, pero toma decisiones sin tocarse el corazón”

LO QUE DICEN SUS RASGOS

“El tipo de ceja que tiene dice que tiene es una persona dura, fría, que es duro, obstinado, recio. El tipo de ojos que tiene dicen que es una persona agresiva, que hace corajes constantemente”.

Las cejas de Javier Duarte son de “espada o de cuchillo”, esto significa que son personas diplomáticas, incluso amenas. Pero si llegas a caer de su gracia, será alguien hostil.

La anchura de la nariz, refleja que es una persona que se deja llevar por sus intintos. Además de que las fosas nasales no son visibles, cuando es así, es que se trata de una persona reservada, “nos dice que es una persona que no quiere mostrar su personalidad, incluso elitista”.

En el Filtrum ( la parte entre la nariz y el labio superior) demuestra que es una persona independiente que no necesita de amor externo para realizar sus proyectos. Su labio inferior también demuestra que es una persona que gusta de los placeres carnales, aspectos materiales.

gobernado_javier_duarte-1-1
Fotografía. CUARTOSCURO de Rubén Espinosa

“Por ejemplo, siempre que se hace la representación de las mujeres públicas se les engrosan los labios inferiores (…) ahora, si lo combinamos con su mentón, el mentón no es corto, su mentón es grande y esto es territorialidad. Cuándo el quiere imponer, sabe hacerlo bien. Son gente muy necia”.

El cuello de Javidu, significa que es una persona dura y osca, cuando “se hace un análisis de este tipo se tienen que mezclar todos los aspectos masculinos y femeninos de un rostro. Javier Duarte no tiene muchos rasgos femeninos que puedan nivelar su caracter, no es comprensivo, es hermético”.

La combinación de los lóbulos son anchos, gruesos y rojos, revelan que es de carácter sanguíneo y explosivo. Así como sus dientes, cuando los muestra, siempre se ven “tensos, eso es rasgo de crueldad. Recordemos que el peor asesino ruso, Andréi Chikatilo, siempre se veían así. Son tendencias a actitudes sanguinarias”.

“Se tienen que hacer un balance entre los rasgos masculinos y femeninos. Entre más cuadrada sea la cara, la persona más rijosa será. En cambio, si el rostro es ovalado, tenderá a ser más flexible con las situaciones”, dice el perito.

whatsapp-image-2016-10-31-at-18-01-37
Foto: Alejandro Méndez. Javier Duarte tiende a la frialdad, al cálculo y a la ira.

SU FIRMA Y SU PASADO

Javier Duarte vivió épocas difíciles que prefiere “no decir u olvidar”. Hice un análisis sobre su firma y demuestra lo mismo: es una persona dura, calculadora, que teme mostrarse como es, que es ambiciosa. “Sabe tomar decisiones intransigentes en cualquier momento”.

“A Javier Duarte le pasó algo durante su juventud de lo cual no quiere hablar. Algo muy fuerte que lo marcó de por vida”, concluye Alejandro Méndez Sánchez.

whatsapp-image-2016-10-31-at-18-22-01
Foto: Alejandro Méndez. “A Javier Duarte le pasó algo durante su juventud de lo cual no quiere hablar. Algo muy fuerte que lo marcó de por vida”

Dejanos tus comentarios