Veracruz, Ver., 17 de septiembre de 2016.- Con sones y una oración junto al Tranvía del Recuerdo, fue como seres queridos y amigos de la familia Campechano Yan pidieron por el regreso de Lizbeth, joven de 15 años que desapareció el 15 de septiembre saliendo de la escuela.

Ese día, a la una y media de la tarde, la estudiante de primer semestre de bachillerato del Ilustre Instituto Veracruzano salió del plantel y abordó el camión para ir a casa, en la colonia Centro de Veracruz. Nunca llegó.

Lizbeth llevaba poco más de un mes recorriendo esa ruta pues acababa de llegar a vivir a la ciudad a la que años antes sus tres hermanos mayores, un hombre y dos mujeres, habían arribado para estudiar la universidad. Todos ellos son originarios de Santiago Tuxtla, donde su familia promueve el son jarocho tradicional.

Fue esa música la que sonó durante el acto que sus seres queridos convocaron desde el viernes a través de redes sociales como Facebook y Whatsapp. La cita, al mediodía junto al Tranvía del Recuerdo para salir rumbo al Zócalo en una protesta para exigir a las autoridades que realicen su trabajo y encuentren a la joven.

Integrantes del grupo Mono Blanco, al que pertenece el hermano mayor de Lizbeth, encabezado por Gilberto Gutiérrez; académicos de la Universidad Veracruzana Intercultural; documentalistas, promotores culturales y músicos locales, formaron un amplio grupo de decenas de personas reunidas por el cariño que le tienen a la familia.

Lizbeth Campechano Yan manifestacion

Gilberto Gutiérrez tomó la palabra y anunció que la marcha se cancelaría por recomendación de la familia.

“Nos dicen que las autoridades están haciendo su trabajo y nos pidieron que no nos moviéramos para no entorpecer ciertas líneas de investigación. Es a pedido de la familia Campechano. Agradecemos el apoyo de todos ustedes y en atención a ellos vamos a detenernos aquí”, dijo el músico.

En segundos varios músicos presentes comenzaron a interpretar “La Guacamaya” al tiempo que fotografías con el rostro de Lizbeth eran desplegadas a ambos lados de las jaranas. Más instrumentos se unieron entre los asistentes, palmas se escucharon y el sonido del aire comprimido de una lata de aerosol que dejó impreso en una manta “Lizbeth te queremos bien”.

Lizbeth Campechano Yan manifestacion

Luego de sonar “La Bamba”, una señora pidió a todos que sus manos se entrelazaran para elevar una oración por la aparición de la joven.

El clamor fue por la pronta reunión de Lizbeth Campechano con su familia y por el trabajo que realizan las autoridades, que el día de la desaparición de la chica, por ser día festivo, retrasaron la denuncia hasta por cuatro horas.

“Muchas gracias por haber venido, hoy demostramos que estamos unidos con la familia y…”, la voz de uno de los soneros se cortó. El silencio amargo fue cubierto por aplausos de todos los asistentes. Una mujer gritó, “Te queremos, Lizbeth, vas a regresar, primeramente Dios, claro que sí”.

Lizbeth Campechano Yan manifestacion

Dejanos tus comentarios