POR: JOSÉ CALZADA

Más allá del toque partidista, la dolorosa realidad presentada por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares este lunes ante los veracruzanos derrumbó las expectativas del gobierno salvador y aterrizó a todos en la realidad de un saqueo descomunal en la administración pública estatal que sólo garantiza una triste navidad para la gran mayoría de los burócratas que esperaban sus prestaciones de fin de año y los miles de proveedores que apostaron que con la llegada del nuevo gobierno, la situación cambiaría.

No fue así, se requieren de 10 mil millones de pesos para hacer frente a los gastos de fin de año, de cuales existe la posibilidad de contar con tres mil en el mejor de los casos, pero tampoco es una garantía. El mal manejo del dinero arroja un déficit de 60 mil millones de pesos. Los maestros y gran parte de la burocracia se quedarán sin aguinaldo o con un abono en el mejor de los casos.

La única manera de recuperar algo de lo perdido es con el Método Yunes, buscar a los responsables y obligarlos a devolver lo robado sin procedimiento formal en contra, la Fiscalía General del estado no se dará a vasto para realizar en dos años largos procesos legales con resultados inciertos.

La federación no dará recursos a Veracruz porque ya se los dio por adelantado y se lo robaron, la lista de delincuentes de cuello blanco es larga, prácticamente en todas las dependencias del gobierno del estado existen cloacas por abrir, en algunos casos las evidencias están a flor de piel, pero en otros es necesario rascarle un poco para dar con los desfalcos y con los responsables.

Miguel Ángel Yunes requiere de una estrategia en dos vertientes, la del gobierno si dinero y la de aplicación de la ley para los ladrones; en el primer caso tendrá serias dificultades para hacer realidad sus promesas de campaña. Pero en el segundo aspecto su bandera de combate a la corrupción ondeará alto, son cientos o miles de ex funcionarios del gobierno que metieron la mano al cajón y con meter a la cárcel a una docena de peces gordos, le bastará para fortalecer su bono de credibilidad a su gobierno.

El estado de emergencia decretado por el gobernador este lunes no resolverá por sí mismo la situación, por el contrario lo agrava porque se anunció que pedirá préstamos a corto plazo con la banca y que renegociará las deudas que heredó de su antecesor.

El gobernador Yunes Linares recibe de la federación en el mes de diciembre mil millones de pesos, pero esas participaciones se ven disminuidas por el pago del adeudo de 600 millones de pesos mensuales para la pesada deuda que dejaron los anteriores administradores.

En el esquema de regularización financiera se ha planteado cubrir en diciembre las prestaciones de los trabajadores del gobierno en la medida de las posibilidades financieras, y convenir con ellos programar los demás pagos; así como también depurar el padrón de proveedores y establecer un programa de pago para que tengan certidumbre; mientras que los integrantes del gabinete, y él, cobrarán su sueldo hasta que haya solvencia económica.

En una demanda de apoyo, solicitará al gobierno federal una aportación extraordinaria por tres mil 750 millones de pesos para cerrar el ejercicio fiscal, como lo hizo con su antecesor en diciembre pasado; y si no hay otra alternativa, se pedirá un crédito a corto plazo para pagar tres meses antes Xalapa, Ver.- 12 de diciembre 2016.- El encargado del Juzgado Cuarto de Distrito de Veracruz, Milton Meza Vázquez, resolvió este lunes dictar auto de libertad bajo reserva de ley por falta de elementos para procesar por el delito electoral federal a Felipe Sosa Mora, Salvador Manzur Díaz y Anselmo Estandía Colom y auto de formal prisión contra Ranulfo Márquez Hernández, César Augusto Perdomo Buenrostro y Graciela Tejeda Martínez.

De acuerdo al documento emitido por el Juzgado se lee que en el caso de los tres primeros se otorga la libertad con reservas de ley por falta de elementos para procesar, sin embargo se da la oportunidad a la Fiscalía de la Federación para aportar nuevos elementos de prueba que permitan sustentar su acusación.

En el caso del ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social, y los ex servidores públicos federales se decretó por la autoridad el auto de formal prisión por su probable responsabilidad en el delito electoral de destinar recursos públicos para apoyo de un partido político dé que concluya su administración.

CAEN LOS PRIMEROS

El encargado del Juzgado Cuarto de Distrito de Veracruz, Milton Meza Vázquez, resolvió ayer lunes dictar auto de libertad bajo reserva de ley por falta de elementos para procesar por el delito electoral federal a Felipe Sosa Mora, Salvador Manzur Díaz y Anselmo Estandía Colom y auto de formal prisión contra Ranulfo Márquez Hernández, César Augusto Perdomo Buenrostro y Graciela Tejeda Martínez. Todos involucrados en el manejo de recursos públicos con fines electorales en la campaña local del 2013.

Los primeros tres quedaron en veremos en virtud de que las investigaciones continuarán ya que de acuerdo al documento emitido por el Juzgado se lee que en el caso de los tres primeros se otorga la libertad con reservas de ley por falta de elementos para procesar, sin embargo se da la oportunidad a la Fiscalía de la Federación para aportar nuevos elementos de prueba que permitan sustentar su acusación.

En el caso del ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social, y los ex servidores públicos federales se decretó por la autoridad el auto de formal prisión por su probable responsabilidad en el delito electoral de destinar recursos públicos para apoyo de un partido político.

Debido a que existen amparos, los jueces que otorgaron estos recursos deberán ser notificados para que en su caso, los den por concluidos y se pueda proceder en contra de los responsables.

Plumanegra12@gmail.com

DEJANOS TU COMENTARIO