Veracruz, Ver., 25 de agosto de 2016.- La ley debe imponerse al linchamiento político al que están sujetos los cinco gobernadores que hoy están auditados por el Sistema de Administración Tributaria (SAT), entre ellos el mandatario de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, advirtió el presidente del Capítulo Mexicano de la Organización Mundial de Parlamentarios contra la Corrupción (GOPAC), Carlos Alberto Pérez Cuevas.

Es necesario que las instituciones en México recuperen su credibilidad y se acerquen a la buena reputación de las entidades homólogas fiscalizadoras de otros países, enfatizó.

“Al tratarse de una autoridad fiscalizadora no tendría que haber linchamientos politico, yo aquí hago una separación en el tema de los organismos fiscales de México y el mundo y ojalá los de México tomen ejemplo de los del mundo”, puntualizó.

De aplicarse la ley, subrayó, no sólo debe determinarse quién irá a la cárcel y enviarlo a cumplir una condena sino obligarlo a que devuelva lo robado.

Sin duda, en nuestro país hay severas inconsistencias en materia de aplicación de la ley y procuración de justicia, pero será mucho más difícil ahora que entró en funciones el Sistema Nacional Anticorrupción.

La corrupción se refleja en falta de servicios públicos en todos los ámbitos, crecimiento, desarrollo económico y empleo, manifestó.

Si no se pone en marcha lo que establece la ley como parte de esta nueva norma, será un descrédito más para el Estado mexicano, puntualizó.

“En este país hay una gran cantidad de gobernadores que están auditados por el SAT, en este caso específico de estos cinco es un tema de una deuda pendiente de los órganos de fiscalización”, manifestó.

Agregó que el tema de los ejecutivos ahora señalados va más allá de un tema de “linchamiento político”.

Dejanos tus comentarios