Veracruz, Ver., 25 de noviembre de 2016.- Hoy no es un día feliz para Costa Rica, aseguró el presidente de este país, Luis Guillermo Solís, tras informar que al menos cuatro personas murieron y un número no cuantificado de ciudadanos están en calidad de desaparecidos, durante el paso del huracán “Otto”, ahora tormenta tropical.

Entre las poblaciones afectadas se encuentran Upala y Bagaces, ubicada en el noreste de Costa Rica, así como algunos sectores de Nicaragua.

Según cifras oficiales sólo cuatro personas perdieron la vida; sin embargo, el mandatario costarricense, dijo que la cifra de desaparecidos es variable, debido a que muchos buscaron refugio en partes alejadas y apenas están regresando a sus hogares.

Las principales afectaciones sufridas son en casas, telecomunicaciones, energía eléctrica, vialidades e infraestructura agropecuaria.

Por su parte, autoridades meteorológicas de Costa Rica, aseguraron que “Otto” se degradó a tormenta tropical y abandonó el país, para dirigirse hacia el océano Pacífico.

A pesar que el meteoro se aleja de país, las fuertes lluvias continúan en el territorio.

Tras el paso de Otto miles de personas continúan en albergues, donde se les suministran alimentos, frazadas, colchonetas y atención de emergencia.

Dejanos tus comentarios