Por: José Calzada

La deuda del gobierno del estado al OPLE es de un mil 500 millones de pesos en números redondos, entre las proyección de la elección extraordinaria del distrito de Cosoleacaque, la prerrogativas a los partidos políticos y los gastos de operación que no han depositado desde el pasado mes de marzo, sólo abonos más chiquitos que en la tienda que ofrece artículos para pagar en 20 años o más.

El presidente del Consejo Local Electoral, Alejandro Bonilla Bonilla, está dispuesto a llegar a las últimas consecuencias porque se encuentra desesperado al no poder cubrir sus compromisos  políticos, de amistades cariñosas y con el resto de los consejeros que también buscan sus beneficios propios.

Los partidos políticos reclaman unos 400 millones de pesos de prerrogativas que no han recibido desde el mes de marzo, al menos no completas, más que abonitos que apenas les alcanza para sus gustos culinarios y playero.

El gasto de papelería y operación de las 30 oficinas del OPLE en todo el estado de Veracruz que corresponden a los 30 distritos electores, es de unos 220 millones de pesos, bajo la etiqueta de materiales y suministros, es ahí donde requieren desde el pago de servicios básicos como el teléfono, energía eléctrica, seguridad privada, papelería y hasta papel de baño, en la sede estatal del OPLE y en todas las oficinas distritales.

Entre servicios personales es decir, el sueldo de los trabajadores y sus gastos, además de la elección extraordinaria, el OPLE reclama al menos 560 millones de pesos y casi 400 de servicios generales, es decir, solo ellos saben que son esos servicios generales, pero lo cierto es que ese organismo está quebrado, en crisis y sin  muchas opciones de enderezar el barco, pero con los pocos recurso que sí les entregan, se dan la vida en los mejores restaurantes de la ciudad de Xalapa, claro solo los miembros del Consejo General.

Es así como el OPLE registra su peor crisis económica de su historia, entre comilonas, borracheras y llanto de su Consejo Local, les acompaña en su dolor los representantes de los partidos políticos que sufren del mismo dolor, la falta de recursos económicos para sus respectivos partidos.

Pagar la deuda al OPLE por parte del gobierno del estado, a través de la Sefiplan, significa pues reactivar la economía, no sólo de los restaurantes y bares de primer nivel  que acostumbran los consejeros, sino también de cientos de familias en los 30 distritos electorales del estado de Veracruz que dependen de los servicios que prestan al OPLE.

Y LA INVERSIÓN DE GRUPO MAS

Cuando el Grupo MAS integrado por Odebrecht y Aguas de Barcelona, participó en la licitación por   el servicio de suministro de agua potable y drenaje en la ciudad de Veracruz, prometió una inversión de al menos cinco mil millones de pesos en los primeros cinco años de operaciones, las dificultades para arrancar operaciones, frenaron todos sus proyectos y hoy, anuncian inversiones de apenas 175 millones de pesos.

Esta semana, el director del Grupo MAS, Arturo Zorrilla Castañeda informó que esos empresarios  realizan trabajos de rehabilitación y mantenimiento en hundimientos, fugas y drenajes en diversos puntos del municipio de Veracruz con una inversión de 175 millones de pesos, pero el talón de Aquiles de los nuevos administradores del agua de Veracruz, sigue siendo la comunicación con los veracruzanos que desconocen las actividades y políticas de los nuevos administradores del agua y como en todo silencio, reina la especulación.

Y es que ante las señalizaciones en calles donde se realizan obras en hundimientos, fugas y drenajes, Grupo MAS coloca señales para evitar accidentes pero requiere de campañas de información para dar a conocer esos puntos y los motivos de los cierres de circulación que tanto afectan a la población.

En Veracruz, el problema de los hundimientos relacionados con fugas de agua o de drenaje es algo más que común,  lo primero que se hace es señalizarlos para evitar accidentes y después se comienzan los trabajos que requieren de tiempo y recursos de todo tipo, pero sobretodo de información.

El director del organismo afirmó que las obras de rehabilitación y mantenimiento se realizan con una inversión de 175 millones de pesos que Incluye hundimientos a fugas y desazolves de canales y colectores pluviales.

En las últimas semanas, son 180 servicios atendidos y se espera que para finales de año, se atiendan, más de cinco mil servicios que se encontraban pendiente por parte  del SAS y los conflictos con el sindicato de trabajadores.

SE APLICA LA PGR

EL Registro Público de la Propiedad en Veracruz filtró desde la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del Estado que la Procuraduría General de la República toma cartas en el asunto de Miguel Ángel Yunes Linares y su familia, por el presunto delito de enriquecimiento ilícito que le acusa el gobierno de Veracruz.

La PGR  enlista una serie de propiedades de la familia Yunes en diversos puntos del estado de Veracruz y pide expedientes desde el pasado 18 de junio, pero el gobierno del estado apenas tuvo a bien filtrar la información.

plumanegra12@gmail.com

Dejanos tus comentarios