Veracruz, Ver., 22 de septiembre de 2016.- “Por debajo del agua”, así describen los afectados por el desalojo en el patio La Libertad, el juicio por la posesión del terreno que desde hace varios años se llevaba en los juzgados y del que nunca les llegó notificación alguna.

Bajo amenazas y recibiendo 5 mil pesos como compensación, las más de 20 familias que vivían en el patio La Libertad abandonaron sus hogares de madrugada, tras el desalojo que el nuevo propietario del lugar les ordenó este miércoles.

Fue en enero de 2016 que en el Juzgado Sexto del Poder Judicial del Estado de Veracruz un juez dictó sentencia de desalojo al patio La Libertad, a favor de un empresario del que hasta el momento se desconoce la identidad.

Así lo relata Ivonne Sánchez Morales, desde la sala de la casa de su mamá en Boca del Río, entre las cajas de mudanza y muebles que durante la madrugada tuvieron que acomodar ella y su esposo, aprisa, tras ser desalojados del patio en el que vivían desde hace varios años.

Ivonne, de 34 años de edad, comenta que ella era la cuarta generación viviendo en el cuarto de madera, al que arribaron sus bisabuelos a principios del siglo XX, tras la Revolución Mexicana, ubicado en la calle Uribe, entre Lafragua y Díaz Mirón.

“Ahí nacieron mis abuelos, en la casa donde vive mi tío ahí vivía mi abuelita, del otro lado vivía mi abuelito. Se conocieron en el patio. Ahí se enamoraron, ahí se casaron. Fallecieron los papás de mi abuelito y le cedieron la casa, y ahí se quedaron”, recuerda.

Puntualmente sus bisabuelos, sus abuelos y más tarde, sus padres, pagaron renta puntualmente a un español y luego, a sus hijos. Luego, les notificaron que había un juicio por los terrenos.

Afirma que un abogado de la persona que alegaba poseer los terrenos en ese entonces, los visitó para informarles que se había desistido del juicio. “Este abogado vino, no recuerdo su nombre, y andaba con él. Dijo que el dueño se fue y ya no quiere nada”.

Así, dejaron de pagar la renta hace 15 años aproximadamente. Comenta Ivonne que el predial, la luz y el agua continuaron pagándolas sin falta.

Sin embargo, entre 2013 y 2014, en el Juzgado Sexto ubicado en la Ciudad Judicial de la colonia Médano del Perro en Veracruz, comenzó un juicio por la posesión del patio La Libertad. Varias notificaciones se generaron para los habitantes del sitio, notificaciones que nunca llegaron.

“Lo hicieron debajo del agua porque si ellos hubieran sido honestos hubieran dicho “Sabes qué, ten este citatorio”. Nunca lo hicieron, porque sabían que teníamos el derecho de ampararnos”, expresa Ivonne.

Fue este miércoles que al llegar un abogado, un notificador, policías estatales y un par de camiones de mudanza al patio ubicado, se enteraron de este juicio que, asegura la afectada, tuvo sentencia de desalojo en enero de este año.

“El actuario dice “Es que se les avisó, se les notificó”. Le digo “Muéstreme dónde está la notificación”. “No, es que la notificaron y la firmaron” ¿Cómo va a firmar mi abuelita si está muerta, cómo le conseguiste la firma?”, dice Ivonne explicando que solo podían firmar las personas a nombre de quien estuviera la renta de la casa.

Para las ocho de la noche del miércoles, tras una llamada telefónica puesta en altavoz en la que el supuesto propietario les dijo que si no se salían les quemaría las casas con todo y sus cosas, la mayoría de las familias que quedaban en el patio decidieron firmar un documento donde aceptaban salirse por 5 mil pesos.

Ivonne menciona que no les dieron copia del papel.

“Que nos reubiquen, o nos den una casa, o que nos dejen ahí. Porque no es justo que toda una vida ahí, ochenta y tantos años, noventa y tantos años viviendo ahí, como para que ellos vengan a sacarnos. Si fueran los dueños, bueno, pero ni siquiera son los dueños. Es algo que se adjudicaron porque no vieron dueño y dijeron, mejor nos lo quedamos nosotros”, expresa.

Dejanos tus comentarios