Un hombre de unos 40 a 45 años, que aparentemente era deportista, falleció en plena calle Diego Leño, en el Centro Histórico de Xalapa. La mañana de este viernes le dio un infarto y enfermeras de la clínica Gastón Melo se negaron a atenderlo, violando la ley general de salud que las obliga a atender a personas que llegan muriéndose.

Sin embargo, el secretario de Salud, Fernando Benítez Obeso, en entrevista telefónica, aseguró que no se puede llamar a este hecho “negligencia médica”, porque las enfermeras le informaron que el paciente ya estaba muerto cuando ellas acudieron a darle auxilio. Aunque esta versión es contraria a la de los testigos que aseguran, pidieron tres veces la ayuda de las enfermeras.

El servicio forense recogió hasta el medio día el cuerpo en la calle Diego Leño, donde el hombre cayó por el infarto a quien intentaron reanimar ciudadanos que pasaban por el lugar y pidieron el auxilio de personal de la clínica Gastón Melo.

Hay que recordar que es el segundo caso en 24 horas, que niegan atención medica a personas.La otra fue una mujer en trabajo de parto que dio a luz en el patio del hospital regional de Poza Rica porque le negaron la atención argumentando que no había ginecologo.

INICIÓ INVESTIGACIÓN POR NEGLIGENCIA

Como es el dicho de las enfermeras contra el de los ciudadanos que intentaron auxiliar al corredor que se infartó, el secretario de Salud, Fernando Benítez ha iniciado una investigación, para determinar quién dice la verdad.

El titular de salud en el estado dijo que “además no es un hospital, es un centro de salud donde deben atender consultas de primer nivel, que deben atender a cualquiera que llega, aquí es que el paciente no llegó, ahora sí que la autopsia determinará, pero nunca llegó a la clínica”.

Dejanos tus comentarios