Por José Calzada

Para las elecciones municipales del 2017, el deteriorado PRI enfrentará serias complicaciones para la postulación de 106 mujeres, que por equidad de género están obligados todos los partidos de acuerdo a la ley. El 50 por ciento de las 212 planillas para los ayuntamientos deberán ser encabezadas por mujeres y el resto por varones. Y si en 2017 se complica, el 2018 estará aún más difícil, en virtud de que son muy pocas las mujeres priístas que no están manchadas con escándalos, fraudes o desprestigio, para la selección de 10 candidatas a diputaciones federales y al menos una para la Senaduría en cumplimiento a la equidad.

En esa necesidad de mujeres con calidad moral y rentabilidad electoral para ganar una elección, el PRI no tiene mucha tela de dónde cortar, más bien, se verá en aprietos para la selección de sus candidatas con posibilidades reales de triunfo. El esquema de sacar a mujeres de la sociedad civil no le funcionó al tricolor del todo en la pasada elección local, por lo tanto, deberá valorar una nueva estrategia con su propia militancia.

Y de las pocas mujeres candidateables, se encuentra la actual presidenta del Congreso de Veracruz, Octavia Ortega Arteaga, una mujer institucional con su partido y con sus convicciones partidistas a pesar de los vendavales. Su experiencia como dirigente magisterial en el Instituto Tecnológico de Pánuco, como dirigente municipal del PRI en su natal Pánuco y, en su actual encargo como diputada local, la colocan en condiciones de rentabilidad política para disputar un puesto de elección popular de gran calado con posibilidades de éxito.

Tava Ortega no es una mujer de escándalos ni de cuestionamientos, su labor en la Presidencia del Congreso de Veracruz se caracteriza por la construcción de acuerdos y respeto a las ideologías al interior de su bancada y con el resto de los diputados sin importar origen partidista, una mano suave y la otra firme.

La panuquense es de las pocas mujeres priístas que llevan mano en las candidaturas de cualquier nivel, la alcaldía de Pánuco es ella pan comido a pesar de la fuerte presencia azul en esa zona, en la demarcación distrital federal número 1, la actual diputada local cuenta con el respaldo de los municipios de la región y es respetada por el cacique del PAN, Joaquín Rosendo Guzmán Avilés, pero las aspiraciones de la priísta van más allá.

Al igual que en las alcaldías y diputaciones federales, en la Senaduría y en la misma gubernatura, el PRI está ávido de oxígeno y de requiere de rostros no quemados ni cuestionados, de manos suaves pero firmes, de experiencia y capacidad, es por eso, que Tava Ortega se atreve a soñar con un espacio de nivel y demostrar sus capacidades de manera autónoma y con criterios propios.

Con cuatro décadas, la diputada local consolidó desde la silla principal del Congreso de Veracruz, una experiencia política híbrida de piso en su distrito y de tejido fino en lo legislativo para dirigir sesiones complicadas en las que demostró serenidad y respeto a los demás, pero sobretodo el deber de cumplir con su papel.

CUENCA INÓSPITA

Las altas temperaturas que se registran en la Cuenca del Papaloapan y su sensación térmica nada tienen que ver con los ánimos políticos, gansteriles y criminales que están a la orden del día, el asesinato a sangre fría del dirigente de la asociación de productores de caña, Gramínea de la Cuenca, Rafael Castro Honorato el pasado 26 de septiembre, mantiene en alerta a todos los sectores de la sociedad cosamaloapeña, mientras que en lo político, el desbarajuste de la administración pública municipal es pan de cada día en toda la comunidad. La alcaldesa Adriana Mass Michel es la responsable de todo.

En los dos primeros años de su desgobierno, la administración pública tiene observaciones en sus cuentas públicas por más de 35 millones de pesos de obras que se pagaron y no se realizaron, con eso se incurre en diversas irregularidades y responsabilidades legales que junto con su tesorero y otros funcionarios deberá enfrentar muy pronto.

La lista de obras no realizadas pero sí pagadas con dinero público en Cosamaloapan es muy larga, pero para muestra un botón, el revestimiento del camino a la comunidad de Benito Juárez aparece en la cuenta pública como pagado en dos millone174 mil pesos, pero la Asamblea Ejidal documentó que no se corrigió ni un metro de esa vía de comunicación, es decir, se robaron el dinero. Lo mismo sucede en la colonia La Melia donde se destinaron 678 mil pesos para introducción de drenaje sanitario, obra que jamás se realizó pero que está pagada al 100 por ciento.

La alcaldesa está sometida a los escándalos que la llevan directo al terreno de las responsabilidades legales, el pasado 8 de septiembre los ediles del ayuntamiento de Cosamaloapan de Carpio pidieron la intervención del Congreso de Veracruz para no autorizar a la presidenta municipal de ese lugar, Adriana Imelda Mass Michel la gestión de un préstamo de 60 millones de pesos, toda vez que la documentación para ese trámite presentada por la alcaldesa ante la LXIII Legislatura fue falsificada por lo que la desesperación de la edil no fue sofocada.

El Regidor Cuarto del Ayuntamiento de Cosamaloapan, Elpidio Almendra Chávez, también pidió a los diputados al Congreso de Veracruz su intervención, al denunciar a la alcaldesa, Adriana Imelda Mass Michel por falsificar las firmas de ediles y sellos del municipio para solicitar un crédito por 60 millones de pesos para reestructuración de la deuda de su administración.

Las denuncias ante del Congreso, fueron turnadas a las comisiones de Hacienda y de Vigilancia de la LXIII Legislatura para el seguimiento correspondiente de acuerdo al reglamento legislativo, en tanto, las condiciones en Cosamaloapan, siguen igual, la edil ha demostrado incapacidad en todos los aspectos y su dependencia del tesorero, Alfonso Moya Hernández será determinante para su futuro político y legal.

plumanegra12@gmail.com

Dejanos tus comentarios