Veracruz, Veracruz a 28 de octubre de 2016.- Jaime Porres Fernández-Cavada y Moisés Mansur Cysneiros, señalados como prestanombres de Javier Duarte de Ochoa, habrían traicionado al ex gobernador prófugo con Miguel Ángel Yunes Linares, según la columna “Estrictamente Personal” del periodista Raymundo Riva Palacio.

Según el director de Eje Central, Jaime Porres utilizó la relación con la familia Chedraui para acercarse al gobernador elector panista y “a través de los Chedraui tuvieron cuando menos un encuentro, según personas que están reconstruyendo el prólogo de esta debacle, tras la elección”.

“Porres heredó un negocio de distribuidoras de automóviles que su padre tenía en sociedad con la familia Chedraui, y es quien abrió el ostión de la corrupción en ese gobierno, y el que aportó los primeros datos incriminatorios al gobernador electo Miguel Ángel Yunes”, dice la columna “Estrictamente Personal”.

Raymundo Riva Palacio da cuenta de que los Chedraui, familia de empresarios, mantuvieron la relación con Miguel Ángel Yunes Linares desde que este era priista y secretario de gobierno en el sexenio de Patricio Chirinos. Así como con Miguel Alemán, Fidel Herrera y con el mismo Javier Duarte. La ralación de los Chedraui-Duarte se habría roto por los incumplimientos de pago en el préstamo de servicios.

“Porres empezó a contarle sobre las propiedades y puso a Yunes en la pista firme para envolver a Mansur y a sus asociados. Uno de ellos fue Juan José Janeiro Rodríguez, uno de los testaferros en la compra de inmuebles. Según allegados a Mansur, además de aportar mayor información, Janeiro Rodríguez fue quien lo buscó fuera de México, para hablar sobre el creciente conflicto en el que estaban involucrados. Mansur acudió a la cita con Janeiro Rodríguez y cuando entró a donde habían quedado, añadieron, estaba Yunes. Mansur le confió a sus cercanos que Yunes le dijo que sabía todo y le comenzó a preguntar”.

Fue esa conversación la transmitida en el noticiero Despierta con Loret el 17 de octubre. Según el periodista, director de Eje Central, la videograbación estaba editada y sirvió como un contraataque frente a las filtraciones que se hicieron a Univisión de las grabaciones de Yunes Linares y su hijo Omar en la compra de unos departamentos en Nueva York, así como las casas del político choleño en el estado de Veracruz.

En la columna se menciona que Duarte le prometió a Loret de Mola “un voluminoso paquete con pruebas de corrupción del gobernador electo, entre lo que se encontraban cheques y facturas del ISSSTE, de los tiempos cuando lo dirigió”.

Ese paquete nunca llegó pues, dicho por el propio Loret de Mola, Duarte “ni por teléfono iba a contestar”. Por lo que no se sabe dónde pudo haber quedado esa documentación. “Ni siquiera tuvo la gracia de sus viejos socios para dar ese último golpe. Al contrario, se le revirtió”.

Al final, remata Riva Palacio:

“Quienes se lo dieron fueron quienes son señalados por el entorno Duarte y las autoridades, como los que más lucraron en su gobierno. Porres y Mansur, quienes más lo encapsularon, y más información entregaron para no ir a la cárcel, se encuentran en el extranjero; Duarte, sugirieron personas que saben del caso, está escondido en un rancho en la zona metropolitana de la Ciudad de México, en espera que llegue su momento de pisar la cárcel”.

LEER LA COLUMNA “LA TRAICIÓN A DUARTE” EN EJE CENTRAL 

Dejanos tus comentarios