No prescriben los delitos de servidores públicos investigados por desfalcos financieros a las arcas del estado, aun si dejan de ser servidores públicos los alcanzará la ley, expuso el auditor General del Órgano de Fiscalización (Orfis), Lorenzo Antonio Portilla Vásquez, luego de las denuncias que interpuso por fraude contra empresas fantasmas y contra desvíos de recursos en Protección Civil y la SEV.

Informó además que hasta octubre entregará el informe de resultados de la cuenta pública 2015.

El Auditor general del Orfis admitió, que las denuncias contra empresas fantasmas son investigadas derivado de la publicación en un medio nacional.

La ley señala prescripciones para servidores públicos de hasta 7 años, a partir de interpuesta la denuncia penal. “De hecho son 7 años, creo que debemos tener confianza en las autoridades, que actuamos apegados a la legalidad y confianza, que los servidores estamos obligados a cumplir la ley”.

Refirió que se denunció a funcionarios de la SEV y Secretaría de Protección Civil por faltantes en aplicación de recursos por casi mil millones de pesos.

Explicó, que las denuncias interpuestas contra servidores públicos se presentaron ante la Fiscalía General del Estado (FGE) con la finalidad que se “determine la inexistencia, de la entrega de los bienes o servicios y, de darse la posibilidad que exista daño a las finanzas del estado, tener elementos en el Orfis para actuar en consecuencia”, respondió.

Se le preguntó por qué hasta ahora salieron las denuncias y no antes, si muchas datan de otros ejercicios fiscales, a lo que respondió: “Son temas que están en el Ministerio Público y no podemos dar detalles”, expuso. Pero corresponden a los ejercicios 2012, 2013, y 2014.

Narró que cuando se hicieron las auditorías, las empresas que se auditaron estaban legalmente constituidas y sí se detectaron “ciertas consistencias, las observaciones se turnan al órgano de control para su atención, de ahí derivan ciertos hechos que se denunciaron ahora”.

Aseguró que la investigación viene desde 2012, pero a raíz de la publicación periodística (de Animal Político), “es lo que nos hace analizar, compulsar lo que teníamos ya en investigación y con observaciones”, refirió.

Portilla Vásquez, añadió que es un proceso legal y técnico que se hizo en su momento y sí se detectaron inconsistencias, pero ahora es cuando se fundamentó la denuncia “y cabe la posibilidad que las dependencias que investigan estos hechos determinen responsabilidad, tendremos elementos para proceder”, destacó y justificó.

Aseguró que los delitos no prescriben, y reiteró en varios momentos que confía que la Fiscalía General a cargo de Luis Ángel Bravo, hará su trabajo, aunque vaya lento. Confió que ha hecho el Orfis “un trabajo apegado a la legalidad”, esto respondió pese a dudas que hay sobre el desempeño de su quehacer de auditorías y fiscalización. Insistió que denuncias hay desde hace varios años y esperan que se siga el proceso de las mismas para hacer justicia, puntualizó.

Dejanos tus comentarios