Ciudad de México (Tomado de Excelsior).- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, advirtió que la batalla será “difícil” para retomar el control de la ciudad iraquí de Mosul, actualmente en manos del grupo Estado Islámico (EI), que ayer perdió terreno en el segundo día de esa vasta ofensiva.

“Mosul será una batalla difícil. Habrá progresos y habrá retrocesos”, afirmó Obama, aunque se dijo “confiado” en que el EI será derrotado en esa ciudad y “esto será un paso en la dirección a su destrucción completa”.

Estados Unidos dirige una coalición internacional que apoya las fuerzas iraquíes en esa operación lanzada el lunes para reconquistar Mosul, en manos del EI desde junio de 2014.

Sin embargo, en un video divulgado por su agencia de propaganda, el EI prometió la “derrota” de EU en Irak. En las imágenes se puede ver a un combatiente yihadista en las calles de Mosul proclamando: “Respecto a ti, EU (…) juramos por Dios que te venceremos en Irak y te haremos salir derrotado y humillado” de este país.

Antes de alcanzar las cercanías directas de Mosul, donde estarían atrincherados entre tres mil a cuatro mil 500 yihadistas armados, las fuerzas iraquíes atravesarán territorios controlados por el EI alrededor de la ciudad.

Las fuerzas leales al gobierno de Bagdad avanzan desde Qayyarah, así como desde Jazir, hacia Mosul, último gran bastión del EI en Irak.

Los mandos iraquíes indicaron que los combatientes del EI respondían con atentados suicidas, pero que la ofensiva iba avanzando como estaba previsto.

“Muchas localidades fueron liberadas”, indicó Sabah al Numan, portavoz de los servicios antiterroristas iraquíes, una de las unidades de élite movilizadas.

“Alcanzamos nuestros primeros objetivos e incluso más, pero somos prudentes y nos ceñimos al plan”, agregó.

En Mosul, un habitante describió la atmósfera “extraña” y las calles vacías. “El cielo está siempre ennegrecido por el humo de los neumáticos quemados por los yihadistas”, explicó por teléfono Abu Saif, de 47 años.

“En el fondo, estamos contentos porque estamos a punto de ser liberados, pero tenemos miedo que Dáesh (EI) se vengue contra la población”, advirtió.

La coalición internacional afirmó que 52 objetivos fueron destruidos en el primer día de la ofensiva.

Dejanos tus comentarios