Xalapa, Ver., 3 de noviembre de 2016.- Para el diputado Julen Rementería del Puerto, integrante del grupo legislativo del PAN, no hay temor de ser denunciados penalmente por la diputada electa, Yasmin Copete Zapot del PRD, por avalar las cuentas públicas en los sexenios de Javier Duarte.

“Que lo hagan, miedo no tengo”, expuso. En lo que fue la última sesión ordinaria de la diputación permanente, lamentó que el grupo mayoritario del PRI nunca haya accedido a llamar a comparecer de forma extraordinaria a los secretarios de despacho, involucrados en faltantes de recursos.

En temas pendientes, dijo que el PAN como grupo legislativo presentó más de 200 iniciativas en tres años, “pero la gran mayoría no fueron dictaminadas, no se convirtieron en ley”.

Pero lo pendiente que es grave, “es que no fueron llamados a cuentas diversos secretarios para tratar de entender el desastre financiero que tiene ahora Veracruz. Si la Legislatura hubiera llamado a comparecencia a los distintos secretarios cuando las pedimos, seguramente hubiéramos tenido posibilidades de evitar que llegara a este desastre tan grave”, respondió.

Sobre si hay responsabilidad a los actuales diputados, incluido el Grupo Parlamentario del PAN, del cual forma parte, por haber aprobada una tras otra las cuentas públicas del Gobierno del Estado, aún con graves omisiones y observaciones, pero sin daño patrimonial que demostrara el desastre financiero, que ellos acusaron, dijo no temer que lo responsabilicen.

La diputada electa del PRD, Yasmín de los Ángeles Copete Zapot, ha anunciado que denunciará a todos los diputados de la Legislatura saliente, al respecto Julen Rementería apuntó: “yo creo que al final de cuentas tendrá que hacer mucho para llamar a cuentas a todos los que tiene que llamar. Habrá que ver cómo la planeta, no me parece que sea un asunto fácil”.

Dijo, que más que por la cuenta pública, debería ver las puntualidades de otros temas, “habrá que ver cómo lo argumenta”.

-¿No tiene miedo de ser denunciado?
-En absoluto, no tengo el más mínimo temor.

Dejanos tus comentarios