Xalapa, Ver., 17 de noviembre de 2016.- Dadas la suficiencia y contundencia de los datos de prueba aportados por el fiscal especializado, el Juez de Control dictó el auto de Vinculación a Proceso en contra de Arturo Bermúdez Zurita y Alejandro Contreras Uscanga como imputados por los delitos de tráfico de influencias y abuso de autoridad y de Roberto Esquivel Hernández por tráfico de influencias.

Ante la solicitud realizada por la Fiscalía General del Estado (FGE), a través de la Coordinación de Fiscales Especializados en Delitos Relacionados con Hechos de Corrupción y Cometidos por Servidores Públicos, el pasado 11 de noviembre, el Juez de Control de Pacho Viejo, realizó la audiencia donde resultaron imputados.

En el uso de sus garantías, solicitaron ampliación del término para presentar pruebas en su defensa, las cuales fueron analizadas por el Juez, quien valoró los datos de prueba aportados por la Fiscalía y determinó vincularlos a proceso, así como prohibirles la salida del país y el pago de una garantía económica de un millón de pesos como medidas cautelares.

La Fiscalía General del Estado aplica una procuración de justicia sin distingo y sin dar espacio a la impunidad.

Cabe mencionar, que Arturo Bermúdez Zurita, exsecretario de Seguridad Pública del gobierno estatal, presentó su renuncia el cuatro de agosto. Su abandono del cargo fue días después que se hiciera público los 19 inmuebles de las que él y su familia eran dueños, así como de las 24 empresas que administraban y a las que había puesto como proveedoras de la Secretaría que encabezaba.

Roberto Esquivel Hernández era empresario socio de Bermúdez en estas operaciones. Su nombre aparece en todas las empresas que la familia Bermúdez mantenía, sea como socio o como propietario, dedicadas a rubros distintos que iban desde seguridad y vigilancia hasta bares y comida.

Alejandro Contreras Uscanga fue jefe de la Unidad Administrativa de la SSP.

Dejanos tus comentarios