Xalapa, Ver., 6 de septiembre de 2016.- La secretaria de Educación de Veracruz, Xóchitl Adela Osorio Martínez, señaló que el retiro de libros de texto gratuitos a niños de la comunidad Tlapacoyan en Santiago Tuxtla, se dio de manera “irregular”, por lo que la dirección del plantel tendrá que responder.

Refirió, posterior a la guardia de honor al Monumento a Miguel Hidalgo, en el parque de los Berros, que el departamento jurídico de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV), levantó un acta administrativa en la escuela primaria “Leona Vicario” en
la comunidad Tlapacoyan, en Santiago Tuxtla, luego que una madre de familia retiró libros de texto a estudiantes por no pagar la cuota de inscripción.

Añadió, que ya se levantó el acta correspondiente: “Ninguna persona ajena al personal adscrito al plantel puede ingresar sin la autorización del Director, y menos aún ingresar a un aula sin el permiso del docente a cargo del grupo. Ya actuamos en consecuencia, ayer mismo se levantó un acta de hechos que al jurídico le va a permitir establecer las responsabilidades que corresponden en lo que respecta al personal administrativo y directivo”, puntualizó.

“Esto es del todo irregular, trastoca muchas situaciones normativas, la directora de la escuela tiene que responder por estas situaciones tan desagradables”, señaló.

Explicó, que los padres de familia de ese plantel apoyaron en la repartición de los textos, situación que también es anómala, ya que esa es responsabilidad exclusiva de directivos y maestros.

“Hay varios errores, el primero que una madre de familia se meta al salón de clase a quitarle a los niños, no alcancé a percibir, se los pedía y luego se los devolvía, lo que hay es que los padres de familia ayudaron a repartir los libros y, a los niños a decir de la directora que no habían pagado sus padres la cuota de la asociación, no les entregaban los libros, entiendo que la madre de familia es presidenta de la asociación; esto es del todo irregular”, expuso.

CEDH TAMBIÉN INICIÓ QUEJA DE OFICIO

Por su parte, la presidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Namiko
Matuzumoto, también informó que se inició queja de oficio por este caso en la comunidad Tlapacoyan de San Santiago Tuxtla, donde personal de la CEDH se trasladó a la escuela primaria Leona Vicario para investigar las razones porque a los niños se les intentó retirar sus libros de texto gratuito con el argumento que sus padres no habían cumplido con la “cooperación voluntaria” escolar.

El supervisor escolar de la zona 68, Gerardo Alejo Lira, indicó que a raíz de la denuncia a través de las redes sociales, se inició una investigación contra la directora, Judith Mirón Beristáin.

Una de las líneas, es saber si Mirón Beristáin otorgó permiso a la presidenta de la sociedad de padres de familia, María del Carmen Cruz Hernández, para quitarles los libros a los pequeños de ese plantel educativo.

Cabe mencionar, que a través de un video que se volvió viral, se observa a María del Carmen Cruz Hernández, a condicionar a los niños de esa escuela primaria la entrega de libros, siempre que los padres de familia hayan aportado su respectiva “cuota voluntaria”.

Compartir

Dejanos tus comentarios