Veracruz, Ver., 31 de Agosto del 2016.- Aunque en Veracruz no se ha hablado oficialmente del proceso de expulsión del gobernador Javier Duarte de Ochoa el PRI, ésta es necesaria por la mala imagen y costo político que deja al instituto político en el estado, opinó el ex candidato a la gubernatura Héctor Yunes Landa.

El ex abanderado del Partido Revolucionario Institucional, quien perdió simpatizantes presumiblemente por compartir militancia con Duarte, opinó que este proceso debe realizarse como corresponde, pues la falta de ética de un gobernante le cuesta al partido y al mismo estado.

Cabe recordar que Duarte es acusado de considerables fraudes y movimientos políticos ilegales.

“Yo creo que sí sería factible, hay que esperar que legalmente haya un procedimiento que pueda aclarar su responsabilidad o no formal, porque de que es responsable es responsable, de eso no me queda la menor duda”, afirmó Yunes Landa.

Sostuvo que los procesos de gobierno habituales permiten a los mandatarios blindarse, ya que los documentos oficiales se firman en su mayoría por el secretario de gobierno y es por esto que difícilmente se les llega a procesar por sus faltas.

No obstante, afirmó que el proceso debe seguir hasta aclarar todos los señalamientos en su contra y evitar que estos manchen más al partido.

En cuanto a su primo y ex contrincante por la gubernatura Miguel Ángel Yunes Linares, afirmó que espera actúe adecuadamente al llegar al cargo y se desmarcó como un posible aspirante al gabinete. Una oferta que, dice, ni se la han hecho ni aceptaría.

“Yo solo quiero que le vaya bien a Veracruz, yo quiero trabajar por Veracruz, con él no porque viene por otro partido y tenemos diferentes formas de pensar y actuar pero el sabrá como actuar, no tengo nada que aconsejar”, afirmó.

En cuanto a las finanzas del estado el senador Yunes Landa insistió en su propuesta de que la federación envíe recursos etiquetados directamente a los municipios y por medio de las delgaciones, ya que el gobierno del estado lo absorbe y luego no lo entrega a donde debe.

Dijo hay que evitar el efecto “licuadora” y en el caso de Veracruz, esto debería adoptarse en futuros gobiernos de cualquier partido para evitar que vuelva a ocurrir.

Dejanos tus comentarios