Veracruz, Ver., 09 de octubre de 2016.-Pidiendo a la ciudadanía que se una al clamor por justicia tras los asesinatos de Génesis, Leobardo y Octavio, el colectivo de madres de personas desaparecidas El Solecito de Veracruz dio a conocer un mensaje este domingo.

Los restos de Génesis Deyanira Urrutia Ramírez, Leobardo Arroyo Arano y Octavio García Baruch, fueron hallados en bolsas negras este viernes, e identificados por sus familias un día después, a más de una semana de su desaparición, el 29 de septiembre pasado.

El Colectivo El Solecito repudia los asesinatos, exigiendo justicia y castigo para los responsables de la muerte de estos jóvenes. También, llaman a la sociedad a “luchar sin tregua” por un Veracruz de paz y justicia.

A continuación el mensaje completo.

A la sociedad veracruzana:

Con profundo pesar e indescriptible indignación este colectivo de madres de personas desaparecidas desea hacer del conocimiento de toda la ciudadanía del estado de Veracruz su repudio absoluto ante los crímenes cometidos contra los jóvenes estudiantes: Génesis Deyanira Urrutia R., Leobardo Arroyo Arano y Octavio García Baruch.

Es necesario que la sociedad veracruzana se una a las víctimas en un estruendoso clamor exigiendo a las autoridades que de manera pronta esclarezcan este crimen tan abominable y que lacera de nueva cuenta a la población joven, positiva y prometedora de Veracruz.

Es inaceptable que en Veracruz ser joven sea una sentencia de desaparición o muerte.

Es inaceptable que las autoridades no puedan garantizar la seguridad de los jóvenes y sólo se concreten a observar pasivamente mientras los delincuentes y los mandos delincuenciales diezman la
población juvenil.

¿Cuántas vidas más se requieren para que las autoridades encargadas de la seguridad y justicia hagan algo por detener tanta violencia e inseguridad?

¿Cuántas familias más deben ver su integridad violentada, deshecha, para que las autoridades pongan un alto a esta era de atrocidades que hoy tiene a Veracruz cautivo y aterrorizado?

Hoy lloramos a Génesis, Octavio y Leobardo, jóvenes llenos de ideales y afán de superación. Sus vidas truncadas de la manera más horrenda por seres inhumanos, enfermos de maldad que muy posiblemente, al igual que la mayoría de los perpetradores, queden vilmente impunes.

Frente a esta letal combinación de delincuentes sanguinarios, implacables y autoridades ineptas, corruptas, indolentes, nos toca a todos, como sociedad que se precia de ser civilizada, emprender la luchar sin tregua por construir un Veracruz donde los jóvenes puedan disfrutar de ser jóvenes sin riesgo para su libertad o su vida. Un Veracruz donde la vida humana recupere el valor que hoy ha perdido, todos en lucha valiente y legítima por un Veracruz de paz y justicia, el Veracruz que todos los que respetamos las leyes y los derechos humanos nos merecemos.

Colectivo Solecito de Veracruz
Madres que luchan con amor
9 de Octubre 2016

Dejanos tus comentarios