Veracruz, Ver., 21 de Julio del 2016.- Aunque la intención es positiva y se agradece, el gobernador electo de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares debería considerar el ingreso del próximo Congreso Local para hacer anuncios que dependen del pleno legislativo no del ejecutivo como la condonación de multas y retrasos en el pago de impuestos, en este caso, del Fideicomiso del Tres por Ciento a la Nómina, aseguró en presidente de la Confederación Inmobiliaria Latinoamericana, Antonio Hánna Grayeb.

Entrevistado previo a la sesión de este jueves donde se discutirá -y muy probablemente se aprobará con mayoría- en el Congreso Local, el eventual pago de deuda pública con el recurso que se capta con el Tres por Ciento a la Nómina, Hánna Grayeb expuso que aunque es una decisión conveniente para los empresarios es importante que el ejecutivo electo espere los tiempos y la entrada en funciones de la siguiente Legislatura Local.

Miguel Ángel Yunes Linares anunció este miércoles que condonará multas y recargos de este impuesto a los empresarios que han determinado no pagarlo.

En este sentido, Hánna Grayeb puntualizó que es muy importante el respeto de los poderes así como de la facultad de los diputados locales electos.

“Me parece que el gobernador electo tiene una muy buena opinión, que tiene una buena postura con los empresarios pero también me parece que debe de ser una opinión concensada con el Congreso entrante, no creo que el gobernador electo ni en funciones tenga la capacidad de poder autorizar esto como tal”, destacó.

Reiteró que el no pagar el Impuesto del Tres por Ciento a la Nómina no implica “rebeldía” por parte de los empresarios “es inconformidad, no estamos conformes con que se pague deuda pública con un impuesto que fue creado par construir infraestructura”, sentenció el expresidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI).

Agregó que la propuesta desde su punto de vista, debería ser pagar en lo que resta de la actual administración pero solo un porcentaje del gravámen únicamente “para cumplir y no caer en una ilegalidad”, destacó.

Tal vez solo 1 ó 2 por ciento, precisó el consejero de la AMPI nacional.

“Me parece que debemos pagar una parte nada más para cumplir con la obligación, creo que los empresarios estamos unidos en una protesta pacífica pero al final protesta”, concluyó.

Dejanos tus comentarios