Por: José Calzada

FUERA BARAJAS

Muy preocupado anda el Consejero Presidente de la Comisión de Administración del Órgano Público Local Electoral (OPLE), Juan Manuel Váquez Barajas ya que después de la tunda que le puso el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz con lo de la anulación de la elección de Cosoleacaque quedó demostrada su ineptitud. Tampoco ha podido solucionar las de la Secretaría de Finanzas y Planeación que mantiene en crisis al organismo y los partidos políticos por la falta de prerrogativas que por ley les corresponden.

Este lunes trascendió que los representantes de la mayoría de los partidos políticos en el Consejo General del OPLE, solicitarán la remoción de Vázquez Barajas por no contar con la capacidad de resolver problemas ni de hacer respetar las normas, códigos y leyes que rigen al organismo para celebrar elecciones de manera limpia, transparente y democrática.

El 11 de junio y ante el riesgo de violencia, el consejo general del Organismo Público Local Electoral (OPLE), nombró una comisión especial para vigilar el cómputo distrital de votos para la diputación local de Cosoleacaque, y pidió blindar con ejército y seguridad pública las instalaciones del distrito a cargo de la misión estuvo el consejero Juan Manuel Vázquez Barajas, también pidió iniciar el recuento parcial de 214 paquetes electorales desde cero, pues el conteo estaba viciado de inicio y contener nulidad de votos, a su vez se prorrogó el tiempo.

En ese momento, se reportó que un conato enfrentamiento entre simpatizantes de Morena y del PRI, por la pérdida de paquetes electorales de 17 casillas electorales que luego aparecieron, pero generó inconformidad entre los militantes, luego se trasladaron los paquetes a Xalapa y tampoco fue confiable el resultado que se generó tras una serie de irregularidades cometidas por el propio Vázquez Barajas.
La ineptitud y falta de conocimiento electoral de este consejero fue aprovechado por los priístas para generar las condiciones de nulidad de la elección que habría ganado la candidata de MORENA.

De esa manera el Tribunal Electoral de Estado de Veracruz, sustentó la nulidad en la intervención ilegal del Consejero Juan Manuel Vásquez Barajas; hubo una intervención ilegal de Juan Manuel Vázquez Barajas, integrante del Consejo General del OPLE, quien se presentó el domingo doce de junio, e indebidamente asumió las funciones previstas para el Órgano Distrital Electoral, ordenando el recuento de votos sin respetar la Ley Electoral, ni el acuerdo del OPLEV.

Otro argumento de los tribunales fue, la suspensión indebida del cómputo distrital, que, en plena violación de los presupuestos para el recuento, el Consejo Distrital responsable realizó el recuento de ciento cincuenta y tres paquetes electorales hasta dejar a su representada con doscientos ocho votos “abajo”, para entonces, sin motivo ni fundamento, volver a suspender la sesión, con la clara intención de mantener al Partido MORENA en primer lugar. TRIBUNAL ELECTORAL DE VERACRUZ RIN 113/2016.

Además de la alteración de los paquetes por instrucciones del Consejero Juan Manuel Vázquez Barajas. Se violentó la seguridad de los paquetes electorales y de la bodega del Consejo Distrital responsable, por instrucciones del Consejero Juan Manuel Vázquez Barajas, quien ordenó abrir la bodega y extraer los paquetes, sin la presencia del secretario, y el vocal de organización ni de los representantes de los partidos políticos.

Y por si fuera poco, la suspensión del cómputo por instrucciones del Consejero Juan Manuel Vásquez Barajas. Lo que llevó a anular la elección por la actitud irresponsable e ilegal de un consejero electoral inepto.

El consejero Vázquez Baraja se ha convertido en un dolor de cabeza para el Consejo General del OPLE y ahora para la legalidad de las elecciones en el estado de Veracruz, es un sinónimo de corrupción y violación a la ley.

La remoción no será suficiente, por lo que se requiere que sea procesado en los tribunales correspondientes para que responda a sus responsabilidades legales cometidas durante el proceso electoral local del pasado 5 de junio.

ATACAN A PERIODISTAS

No es casualidad que en menos de una semana dos periodistas mujeres hayan sido atacadas por la delincuencia común en Xalapa y en Poza Rica, los periodistas han sido al igual que el resto de la sociedad presas de la delincuencia común, desde los robos a casa-habitación, cristalazos, vandalismo a sus oficinas y ahora la nueva modalidad es asalto con arma de fuego.

Así sucedió el pasado viernes en contra de la periodista Noemí Valdez Alemán que al salir de su domicilio en una colonia popular de Xalapa, fue amagada con pistola y despojada de sus pertenencias, por fortuna de los males el menos peor.

La noche del domingo la reportera Lucía Castillo fue baleada en su domicilio la colonia Chapultepec, en Poza Rica, en lo que aparentemente fue un intento de asalto fue trasladada al Hospital Regional de Poza Rica, sin embargo les negaron el ingreso por lo que fue internada en la clínica particular “Fausto Dávila”, en la colonia Cazones, en donde se requieren donadores.

Y una vez más, la Comisión Estatal De Protección a los Periodistas brilla por su ausencia y re confirma que, no es más que un elefante blanco que se utiliza para satisfacer el ego de un gobernador y de ciertas amistades del periodismo, pero jamás tendrá utilidad para quienes ejercen de manera seria el periodismo.
Los nuevos ataques a los periodistas, parecieran ser menores o parte de la delincuencia común que cunde a todo Veracruz, pero en realidad se trata de una prueba de la vulnerabilidad del ejercicio periodístico en el estado que ya no es nuevo y que coloca a los periodistas en un estado de fragilidad total.

INTERPONE AMPAROS GABINETE DE DUARTE

Lo que ya era un secreto a voces, el periódico Reforma confirmó este lunes que colaboradores del gobernador veracruzano, Javier Duarte, encendieron las alertas. El juez segundo de distrito de Xalapa, Alejandro Quijano Álvarez, suspendió momentáneamente cualquier orden privativa de libertad en agravio de los ex secretarios de Finanzas Salvador Manzur Díaz y Tomás Ruiz González. Así como de Gabriel Deantes Ramos ex secretario del Trabajo, y José Francisco Díaz Valenzuela, titular del Órgano Interno de Control de la Secretaría de Educación estatal.

No será noticia que a está lista se unan decenas de funcionario o exfuncionarios del gabinete estatal que desfilarán ante los jueces en busca de amparos ante la posibilidad del ejercicio legal en su contra por presuntos actos de peculado, malversación de fondos, desvío de recursos y enriquecimiento ilícito.

plumanegra12@gmail.com

Dejanos tus comentarios