Ciudad de México a 16 de agosto de 2016 (El Siglo de Torreón).- La madrugada de este martes se apagó la estrella del primer actor Leopoldo Ortín, mejor conocido como Polo Ortín.

El histrión dejó de existir cerca de las 3:30 horas de hoy, a los 88 años de edad, a causa de un infarto al miocardio mientras estaba en su casa.

El artista nació en la Ciudad de México el 16 de abril de 1928 y destacó en el cine, teatro, televisión y doblaje. Es hijo de Leopoldo “Chato” Ortín, figura de la época de oro del cine nacional.

Televisa confirmó esta mañana el deceso a través de su cuenta de Twitter, donde lamentó la pérdida.

Entre sus papeles más entrañables está el de “Don Roque” en la serie Vecinos.

Además participó en las telenovelas Mundo de juguete, Soñadoras y Niña de mi corazón. En los escenarios teatrales dirigió varias puestas en escena y en el cine dejó un legado de más de 150 películas.

Su última participación en la pantalla chica fue en la producción Qué pobres tan ricos.

COMO ACTOR DE DOBLAJE 

Como actor de doblaje tuvo una carrera poco conocida pero con personajes importantes en la televisión de los 70’s y 80’s.

Tan sólo, por mencionar algunos papeles, le dio voz a Mork de Mork y Mindy; la serie que catapultó a la fama a Robin Williams. Además fue Gilligan, de la Isla de Gilligan y Larry, uno de los tres chiflados.

También fue la voz del Sargento en la película Cars y Cars 2. También participó en varias caricaturas como Supercan, el clan de Yogi, Canito y Canuto y Los Looney Toons.

 

Compartir

Dejanos tus comentarios