Xalapa, ver., 10 de octubre de 2016.- Con el rostro cubierto por una pañoleta, una joven estudiante de Biología de la Universidad Veracruzana, protestó en solitario en la Plaza Lerdo, conocida también como Plaza Regina, ahí con una veladora, exigió justicia para Génesis Urrutia. Aseguró que la rectora de la UV, Sara Ladrón de Guevara, dio un tibio mensaje a la sociedad, cuando debió lanzar un reclamo fuerte: Quizá hoy Génesis estuviera viva, espetó.

Los estudiantes (afirmó la universitaria), saben que su Rectora no los respalda en sus manifestaciones en contra de la inseguridad.

La estudiante lamentó, que en el caso de Génesis Urrutia, Sara Ladrón no haya usado sus influencias con el gobierno de Veracruz, “yo sé que ella pudo haber hecho más para hacer justicia, porque también es una persona que ha sido comprada miles de veces”, expuso.

La estudiante de Biología agregó: “ya quedará en su conciencia, nosotros tratamos de hacer lo mejor, de hacer conciencia para todos, para que cambien las cosas, para que cambie su forma de pensar, porque es muy mediocre. No salir por el miedo es detestable, tarde o temprano van a pasar las cosas, sabemos a lo que nos atenemos como estudiantes, como familias, como civiles”.

Los estudiantes, señaló, la consideran una decepción como Rectora: “Es una decepción como Rectora, la apoyamos en las marchas, aquí estuvimos, bajo la lluvia hemos estado, ella nunca se ha hecho responsable por esto. Al rato no va a venir” expuso, ante invitaciones que le han girado para que acompañe a universitarios a sus protestas.

Asegura la estudiante, que Sara Ladrón de Guevara es débil en su reclamo de justicia, o en su reclamo de mayor seguridad a estudiantes por la ola de secuestros de la que han sido objeto.

“Incluso catedráticos, algunos se nos unieron, otros nos dieron la espalda”, señaló finalmente.

En las cartulinas que mostró al pie de las escalinatas de la Plaza Lerdo, se leía: “Me han quitado tanto, que me han quitado el miedo”.

Otras cartulinas exigían: “¡No más feminicidios, no más asesinatos, ni desapariciones!” otros más señalan: “En Veracruz ser joven es una condena de muerte”.
Otros eran de rechazo al gobierno de Javier Duarte: “Alto a la violencia estudiantil, ¡Ya basta gobierno de Veracruz! Te repudio”.

Y remataron con una frase que atribuyeron a Isaac Asimov: “La violencia es el último refugio del incompetente”.

Dejanos tus comentarios