Veracruz, Ver., 10 de agosto de 2016.- Graves, con sus vidas en riesgo, se encuentran las jóvenes que fueron atropelladas por un camión urbano el martes por la noche. Sus familiares exigen justicia y que el propietario del vehículo responda por los daños ocasionados.

Un camión de la ruta Alcocer con número económico 128 atropelló a una joven de 18 años junto a su amiga y vecina de 16 años de edad, este martes a las ocho y media de la noche, sobre la avenida Miguel Ángel de Quevedo, en Veracruz.

“Está grave en el Hospital General con fisura en el cráneo, fisura en la cara posterior, tiene dos coágulos de sangre en el cerebro y aparte de eso tiene la pelvis y las cervicales y la clavícula fracturadas”, informó Raúl Arias Ramírez, padre de Leydi Estefani, de 18 años.

El pronóstico médico para Leydi, dijo, es grave con pocas posibilidades de vida.

El señor mencionó que el conductor no se ha hecho responsable por los gastos médicos, mucho menos del traslado que necesitan hacer de la joven a otro centro de salud, pues en el Hospital de Alta Especialidad de Veracruz no hay personal suficiente para atenderla. “Como es de gravedad no hay esos médicos para hacer ese tipo de cirugías”, expresó.

Mientras tanto la aseguradora afirma que podría gestionar que Leydi sea trasladada al Hospital Millenium; no obstante, todo dependerá de si llegan a un “arreglo” los familiares con el concesionario de la ruta del camión.

“El perito de Tránsito que tomó los hechos no manifiesta que es de gravedad y tampoco que venía a una velocidad temeraria el carro. Pero hay 24 metros y medio derrapó y mis dos niñas volaron”, comentó Raúl Arias.

El pronóstico para la otra adolescente, de 16 años de edad, es fractura de cráneo y una fisura en la pelvis. Se encuentra internada en la Cruz Roja Mexicana.

Su padre, Francisco Flores Fausto, dio a conocer que el dueño del transporte público no ha respondido por el daño causado. “No hemos hablado con nadie y hasta ahorita la verdad mi hija está muy mal en la Cruz Roja. El pronóstico es que está grave”, expresó.

Tan solo los gastos por las atenciones recibidas en la Cruz Roja suman dos mil pesos para la familia Flores. Sin embargo, le han advertido los médicos que la joven tendrá secuelas tras el accidente por lo que requiere de una tomografía con costo de mil 800 pesos que sus seres queridos no pueden pagar.

“La niña si la llegamos a sacar de la Cruz Roja como dicen ellos, habrá consecuencias. No es justo”, mencionó.

Hasta el momento no han sido atendidos por ninguna autoridad por lo que exigieron justicia.

Añadieron que en la avenida en la que fueron atropelladas las jóvenes han habido otros atropellados, algunos muertos, sin que se emprendan acciones en contra de los responsables.

Ver también:

CASI LINCHAN A CHOFER CAFRE POR ATROPELLAR A MUJERES

Con información de Fred Carsan.

Dejanos tus comentarios