Veracruz, Ver., 20 de agosto de 2016.- Madres, hermanas y demás familiares de personas desaparecidas, acudieron este sábado a la Iglesia de Nuestra Señora de la Merced para dar muestras de ADN a la Policía Científica, con la esperanza de que alguno de los restos encontrados en fosas clandestinas en la zona norte de Veracruz coincida con los seres queridos que les arrebataron.

“De nada nos sirve encontrar cuerpos si no tenemos la certeza de quiénes son. De hecho la búsqueda por eso la llamamos “con dignidad y respeto”, porque queremos encontrar no solo a mi hijo, sino a los hijos de muchas compañeras”, expresó Elizabeth Montalvo Fomperosa, integrante del Colectivo El Solecito de Veracruz.

Con denuncias interpuestas ante las autoridades o sin ellas, con la fotografía de su pariente desaparecido sobre el regazo, mujeres esperaron en asientos su turno para dar una muestra de saliva al personal de la Policía Científica de la Procuraduría General de la República (PGR).

Esta dependencia de la PGR fue requerida por la agrupación de madres de desaparecidos para agilizar las pruebas de identificación que realiza la Fiscalía General del Estado, que a decir de Montalvo Fomperosa, ha sido rebasada por el número de restos óseos encontrados en la zona norte del municipio.

Erika Lilia Mendoza González, integrante del colectivo, explicó que de las 52 fosas que la agrupación ha encontrado en los últimos días, solo seis han sido “trabajadas” por las autoridades. El número de cuerpos que contienen aun no es determinado, pues continúan los peritajes en la zona; no obstante Erika adelantó que en un agujero han encontrado hasta seis cuerpos.

Un cotonete con saliva de cada familiar fue lo único requerido a las mujeres. Para algunas de ellas fue su primera vez entregando muestras a las autoridades, comentó Erika Lilia, añadiendo que la espera para conocer si el ADN coincide con alguno de los restos humanos puede durar más de tres meses.

La búsqueda en un predio ubicado cerca del fraccionamiento Colinas de Santa Fe, al norte de la ciudad de Veracruz, comenzó el tres de agosto. Con asesoría de Raúl Canáan de “Los Otros Desaparecidos de Iguala” y tras dos años de cursos con forenses y peritos privados, las mujeres comenzaron a excavar en el terreno particular de 10 hectáreas.

“A partir de una marcha que hicimos el 10 de mayo nos llegaron unos anónimos con el croquis indicándonos el lugar de Colinas de Santa Fe. Trabajamos durante mucho tiempo vendiendo cacahuates, vendiendo ropa usada en bazar, en rifas, para prepararnos y recibimos cursos de antropología forense por parte de organizaciones civiles”, comentó Elizabeth Montalvo.

Sin embargo, la previsión de estas madres de familia no fue suficiente para los hallazgos que encontraron en el lugar, donde tras la primera semana, encuentran, por lo menos, una fosa clandestina al día. Elizabeth dijo “Todos los días los compañeros meten la varilla y se va hasta el fondo. Eso indica que algo hay ahí”.

La señora Elizabeth indicó que los familiares de personas desaparecidas con o sin denuncias y que deseen entregar sus muestras de ADN para una posible identificación, pueden contactar al Colectivo El Solecito a través de su página de Facebook.

Dejanos tus comentarios