Veracruz, Ver., 29 de julio de 2016.- Extrabajadores del SAS se plantaron a las afueras del estacionamiento del departamento de Obras Públicas en protesta por el ingreso de empleados de Grupo MAS y policías navales al almacén del sistema.

Alrededor de las tres de la tarde ruidos provenientes de la bodega de herramientas y materiales del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) fueron escuchados por exempleados sindicalizados de este organismo, quienes permanecían a las afueras de las oficinas en la calle Colón.

Pidiendo permiso al vigilante, lograron ingresar al almacén del sistema. Encontraron que los trabajadores de la asociación público privada Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento (Grupo MAS) y la Policía Naval, estaban dentro de la bodega.

El relato de los sindicalizados, despedidos por la entrada en funciones del Grupo MAS, señalaron que tan solo una pared divide las oficinas de Obras Públicas del Ayuntamiento de Veracruz del almacén y ésta había sido abierta.

Los extrabajadores del SAS decidieron bloquear el estacionamiento de las oficinas municipales, ubicadas en la calle Grijalva, entre las calles Colón y Bolívar, para impedir que Grupo MAS saque material para reparar la tubería de la planta potabilizadora El Tejar.

“No tienen derecho porque el Congreso (local) no ha autorizado la entrada de Grupo MAS. Entonces desde ese momento ellos tienen que esperarse”, dijo Angélica Navarrete, secretaria general del sindicato de trabajadores del SAS “José Azueta”.

Calificó el hecho como un robo pues el SAS aun no está extinto hasta que el Congreso del Estado así lo apruebe.

La lideresa afirmó que poseen videos del momento en que los trabajadores del Grupo MAS rompen la barda para entrar al almacén, en compañía de elementos de la Policía Naval. Añadió que “Si no estuvieran haciendo nada malo ¿entonces por qué rompen la barda?”.

Estacionamiento Obras Publicas Veracruz“Nos deslindamos de tan aberrantes acusaciones”: Sindicato del SAS

Respecto a las declaraciones de Arturo Zorrilla, director de Grupo MAS, quien señaló que la tubería de 42 pulgadas de la planta potabilizadora El Tejar sufrió “sabotaje” a manos de gente que conoce el lugar, Angélica Navarrete se deslindó de la acusación.

“Nosotros nos deslindamos de tan aberrantes acusaciones. Ahora sí que ellos no hacen las cosas bien y cuando les sale mal es la culpa de los trabajadores o es la culpa del sindicato. Lo que pasa aquí es que ellos no saben operar el sistema de agua”, Navarrete comentó.

Explicó que ni siquiera una persona pudo haber realizado el quiebre de una tubería de esas dimensiones. “Una tubería de 42 pulgadas trae muchísima presión, y no se puede nada más estarle golpeando sin correr ningún riesgo”, indicó.

Llamó a que se realicen las investigaciones pertinentes para que se “acuse a quien debe de ser pero no a nosotros. Nosotros jamás haríamos eso. Nosotros también somos ciudadanos”, dijo.

Uno de los exoperadores, Adolfo Terri García, recordó que cuando entregaron la planta potabilizadora a los trabajadores del Grupo MAS, el día miércoles, la agrupación que integra al consorcio de Odebrecht Ambiental y Aguas de Barcelona declaró que estaba operando en buenas condiciones.

“Pusieron a trabajar dos equipos de envío, la sexta y la séptima bomba que no tenían que haberla metido. Sobrecargaron la línea y vino una elevada presión y reventaron el tubo. Eso fue lo que pasó. Que no estén echándole la culpa a los sindicalizados”, argumentó Terri García.

Planton Trabajadores SAS Obras Publica

Dejanos tus comentarios