Boca del Río, Ver., 07 de noviembre de 2016.- Las primeras coincidencias entre las tomas de ADN de familiares de personas desaparecidas en Veracruz con restos humanos, podrían llegar a principios de 2017.

Así lo dio a conocer Rosalía Castro Toss, integrante del colectivo El Solecito de Veracruz, quien estimó que al momento han participado alrededor de 600 personas en las tres tomas de muestra que han llevado a cabo en la ciudad de Veracruz.

El sábado 12 de noviembre en la Iglesia Nuestra Señora de la Merced, a las 10 de la mañana, se realizará la cuarta toma de muestras de ADN para familiares de personas desaparecidas. Recordó que no se necesita tener una denuncia por la desaparición del ser querido para participar.

En Coatzacoalcos y Córdoba también El Solecito ha organizado esta actividad, mientras que en Xalapa, las tomas de muestra las ha llevado a cabo el Colectivo por la Paz.

En ambos casos, las muestras de ADN analizadas por la Policía Científica arrojarán resultados hasta el 2017.

“Cuando nosotros iniciamos la búsqueda nos dijeron que nos iban a retrasar un poquito porque tenían mucho que analizar de Iguala, entonces yo creo que apenas por enero o febrero empezarán a tener los primeros resultados”, expresó Castro Toss.

Llegan más elementos de la Policía Científica

La búsqueda por los desaparecidos en un rancho cercano al fraccionamiento Colinas de Santa Fe, al norte de Veracruz, ha permitido el hallazgo de 109 fosas clandestinas, todas ellas positivas, es decir, con restos óseos.

La Policía Científica ha procesado 39 fosas, en las que ha logrado reconstruir 95 cráneos de entre la infinidad de fragmentos de hueso encontrados bajo tierra.

Actualmente, y tras la petición que realizó El Solecito de Veracruz, la Procuraduría General de la República (PGR) envió a una célula más de elementos de la Policía Científica. De 10 aumentó a 20 la cantidad de investigadores que trabaja con ellas en el cementerio clandestino y que colabora en la toma de muestras que cada cierto tiempo organizan las madres del colectivo en la ciudad.

La búsqueda de Rosalía

“Mi hijo se llama Roberto Carlos Casso Castro, desapareció el 24 de diciembre de 2011 en la carretera federal Veracruz-Cardel-Tamarindo ¿Cómo va el caso? Va igual que como empezamos. La poca o mucha investigación que hay es porque yo la he realizado”, dijo Rosalía.

La odontóloga originaria de Huatusco recuerda que ha sido amenazada y no ha recibido protección, pese a las recomendaciones de la Secretaría de Gobernación (Segob) al gobierno estatal, “porque no hay presupuesto”.

“He sido amenazada tres veces, pero al Estado eso no le interesa. Si no tuvo el cuidado de cuidar a mi hijo, qué le voy a importar yo”, declaró la madre del profesor de Bachilleres de Veracruz, quien añadió que desde el 25 de diciembre su consultorio está cerrado al público. Solo vive para buscar a su hijo.

Dejanos tus comentarios