Veracruz, Ver., 5 de enero de 2017.- La madrugada de este jueves un grupo de ejidatarios de Tatahuicapan tomaron la presa Yuribia y dejaron sin agua a Coatzacoalcos, así como parte de Minatitlán y Cosoleacaque para exigir al Gobierno del Estado el pago de 2.5 millones de pesos.

Tras estas acciones autoridades de la Comisión de Agua del Estado de Veracruz (CAEV), prepararon un plan de contingencia con pipas para surtir a la población.

El director de la CAEV en Coatzacoalcos, Rafael Abreu Ponce, aseguró que se están revisando los niveles de los tanques ante el cierre de la presa, por lo que hizo un llamado a la ciudadanía a hacer uso racionado del agua.

“Ya está cerrada, hoy alrededor de las cuatro y media de la mañana convocaron los pobladores de Tatahuicapan, estamos desde las seis de la mañana en un tema operativo preparando las pipas y supervisando los niveles de los tanques elevados, todo se comenzó desde el miércoles”, expresó.

El director de la CAEV Coatzacoalcos hizo hincapié en el uso racionado del agua para no resentir el desabasto.

Abreu Ponce, dijo que si la población raciona el uso del agua no habrá problemas en al menos 24 horas.

El responsable del organismo operador del agua enfatizó que los niveles de los tanques elevados son suficientes para abastecer de agua a los habitantes, pero ante la inminente falta de presión se activará el bombeo de los pozos de Cánticas y Calzadas.

DEJANOS TU COMENTARIO