Amatlán, Ver., 28 de diciembre de 2016.- Luego de 76 días prófugo de la justicia, Javier Duarte de Ochoa fue detenido esta madrugada en San José, Costa Rica, donde tomaba sol en la playa, junto a su esposa Karime Macías Tubilla.

La policía del país sudamericano dijo que Javier Duarte y Karime Macías serán extraditados este mismo día en el primer vuelo con rumbo al penal de Amatlán, donde purgarán su condena por haber robado a los veracruzanos más de cien mil millones de pesos, así como el trabajo y las ilusiones de muchas familias.

En sus primeras declaraciones con las autoridades de la Procuraduría General de la República (PGR) dijo que no “pasó momentos fáciles”. Sobrevivió a partir de una dotación de Frutsis y Pingüinos que se llevó del país.

En el Hangar de la PGR Javier se encontró con su madre María Cecilia de Ochoa Guasti, por lo que se pudieron escuchar las siguientes declaraciones:

  • ¡Javier, regresaste!
  • Retorné. De regresar, ni madres…

Sin embargo, las primeras declaraciones del ex gobernador fueron las siguientes:

Esto es lo que todo veracruzano en cualquier rincón del planeta quiere y sueña, aunque aquí, la PGR se hace “pato”. Inocentes palomitas que se dejaron engañar.

DEJANOS TU COMENTARIO