Veracruz, Ver., 02 de noviembre de 2016.- El incendio del buque tanque “Burgos” de Petróleos Mexicanos (Pemex) acabó con la vida marina en los arrecifes artificiales ubicados frente a la costa de Boca del Río. Se trató de cinco años de trabajo de la bióloga Magaly Cruz Marzoa, quien ahora exige a las autoridades que reparen el daño ecológico.

Fotografías y parte de los restos de las algas marinas que recubrían las 30 estructuras de los arrecifes artificiales, fueron mostrados por la especialista en conferencia de prensa, acompañada de Sergio Armando González Ramírez de la organización ambientalista Sea Shepherd.

En conjunto piden a Pemex, a la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver) y a Capitanía del Puerto que respondan por los daños que sufrieron los arrecifes artificiales.

Magaly Cruz expresa que el perjuicio fue al 100 por ciento.

Tras el incendio del diesel y la gasolina que el tanque “Burgos” transportaba, el 23 de septiembre, la pérdida de especies marinas y de la cobertura de los arrecifes, es total.

“Las especies impactadas son todas las que vivían de manera permanente en el arrecife: pargo, rubia, jaiba, huachinango, había robalito, teníamos incluso langostita, éstas son las especies de importancia comercial. Y de las estructurales, las que le daban vida al arrecife, todas especialmente el primer nivel ecológico, que son las algas”, expresa.

Menciona que con ello, se acabaron cinco años de vida en los arrecifes artificiales, colocados a 400 metros de la costa de Boca del Río, frente a la playa Santa Ana el 8 de noviembre de 2011.

La también académica del Instituto Tecnológico de Boca del Río, detalla que las algas, macro y micro, que recubrían la estructura de los arrecifes artificiales, antes verdes, quedaron rojas después del incendio del buque.

“Están quemadas”, dice.

Además de la pérdida de vida marina, está el impacto social, pues de los 62 kilogramos de peces y mariscos que podían atrapar los pescadores en la zona, por semana-mes, actualmente no hay más que 3 peces en el lugar.

Magaly Cruz recordó que los arrecifes artificiales permitían a los pescadores que por su edad no podían adentrarse tantas millas mar adentro, pescar en las estructuras.

“Ya no hay nada de lo que fue programado. Tenemos que esperar cinco años porque nos dejaron en ceros, tenemos que esperar cinco años para poder tener otra vez lo que teníamos al 23 de septiembre”, expresó.

Dejanos tus comentarios