• Aunque la decisión no es totalmente definitiva, Cruz Azul afirma que buscarán una sede alterna en CDMX

Ciudad de México, 03 de agosto de 2016.- El Deportivo Cruz Azul ha decidido no renovar su contrato de arrendamiento con los dueños del Estadio Azul, y por ello, al no tener otros planes para el inmueble, Cosío Family, grupo empresarial propietario del recinto deportivo, tomó la decisión de demolerlo para construir un complejo comercial en 2018, año en el que termina el vigente contrato con la institución cementera.

Cruz Azul tomó esta decisión debido a que en el nuevo contrato, la cuota de la renta se incrementó; pese a ello, los dueños del club celeste deberán pagar una multa por la no renovación de dicho acuerdo.

Al darse a conocer la noticia, la directiva del Deportivo Cruz Azul informó a través de un comunicado de prensa que la decisión no es definitiva, pero que de ser así, buscarán una sede alterna o buscarán la construcción de un nuevo estadio.

En este comunicado también se especifican los planes que Cosío Family tendría para el estadio de no concretarse la firma del contrato de arrendamiento. El sitio sería demolido para dar lugar a una plaza comercial y un hotel de 220 habitaciones.

La demolición estaría a cargo del Grupo Carso Infraestructura y Construcción y el Grupo Hotelero Las Brisas llevará acabo las obras de construcción del nuevo proyecto.

El Estadio Azteca se perfila como la opción más viable para ser la nueva casa de la Máquina Celeste, inmueble que fuera su casa anteriormente.

Dejanos tus comentarios