Veracruz, Ver., 20 de julio de 2016.- Millones de litros de aguas negras fueron vertidos al mar cuando las plantas de tratamiento fueron detenidas, durante la entrega de instalaciones de exobreros del SAS a los nuevos trabajadores del Grupo MAS.

Denuncias ambientales han sido presentadas para quien resulte responsable por la contaminación ambiental. En las plantas de tratamiento, en control de los empleados del Grupo Metropolitano de Agua y Saneamiento (Grupo MAS), las maquinarias continúan sin operar debido al estado deplorable en que se encuentran.

Vertidos al mar, 40 millones de litros de aguas negras: regidor de medio ambiente

José González Martínez, regidor décimo segundo con la comisión de Medio Ambiente en el Ayuntamiento de Veracruz, se presentó en un café poco después del mediodía, este miércoles. Llevó fotografías y documentos para presentar una denuncia en contra de quien resulte responsable por la contaminación en el mar luego de que se vertieran aguas negras desde la planta de tratamiento del SAS que se mantuvo apagada.

Consideró que la responsabilidad la lleva el sindicato de trabajadores del Sistema de Agua y Saneamiento (SAS) “José Azueta”.

“Hace un par de horas cuando el sindicato aún no permitía el acceso a Grupo MAS a las instalaciones se vertieron en crudo 40 millones de litros a las aguas del Golfo de México, colindando con el Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano, poniendo en riesgo la viabilidad del arrecife de La Gallega”, afirmó el edil.

Dijo que hubo “mala fe” de parte de los extrabajadores del SAS en desconectar los mecanismos que hacían funcionar las bombas de la planta de tratamiento de la zona norte, por lo que “el Ayuntamiento de Veracruz a través de la regiduría 12, junto con la Procuraduría Estatal de Medio Ambiente (PMA) hemos puesto la denuncia penal contra quien resulte responsable de estos hechos que realmente no tienen límite”.

La denuncia fue entregada al fuero común junto con la PMA, dijo, cada dependencia haciendo un levantamiento de pruebas por separado, luego de realizar un recorrido por la zona.

José González comentó que la manera en que los exobreros del sindicato del SAS hicieron la entrega de las instalaciones a los empleados de Grupo MAS fue incorrecta, pues las dejaron inoperantes causando que las aguas negras no hayan sido tratadas durante siete horas.

Federación sancionará a quienes pararon la planta de tratamiento: PMA

A nivel estatal, la Procuraduría de Medio Ambiente, a cargo de Dalos Ulises Rodríguez Vargas, también anunció que presentará una denuncia por los millones de litros de aguas vertidos sin tratar hacia el mar.

“Estaría en posición de hacer una denuncia por delitos ambientales a quien resulte responsable por parar un tan necesario instrumento que limpia las aguas negras que van al mar”, expresó Rodríguez Vargas.

Comentó que el caso quedaría en manos de la federación desde este miércoles, luego de acudir al Ministerio Público quien decidirá qué sanción aplicará la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Dalos Ulises Rodríguez expresó que la dependencia a su cargo no tiene injerencia en ésta situación por tratarse de un área del ramo federal, sin embargo sí pueden hacer la denuncia correspondiente.

Adelantó que las aguas negras en el mar tienen afectaciones para la vida marina, la pesca y son una mala imagen para los turistas que llegan a las playas de Veracruz por ser las vacaciones de verano.

Nunca hubo mantenimiento a la planta de tratamiento. Bombas no servían: extrabajadores del SAS

A las afueras de la planta de tratamiento de aguas negras en El Tejar, localidad de Medellín de Bravo, extrabajadores del SAS que permanecen en el plantón organizado por sus familiares, señalaron que trataban el agua con lo que podían al interior de las plantas, sin equipo adecuado de trabajo.

“Esas a las que han tomado fotografías, no sirven, están quemadas desde hace meses”, expresó uno de los obreros. Otro añadió que “los cables que dicen que boicoteamos, no es cierto, eso dio la autorización el ingeniero Luis Varela Santiago para que se sacaran porque ya no servían, ya tiene tiempísimo que se sacaron”.

“No tienen un programa de mantenimiento correctivo y preventivo y cuando se le reportó al ingeniero Luis Varela Santiago nos decía que hasta que se acabara el equipo. Se le reportaba en tiempo y forma para que las averías internas de dicho motor fueran arregladas y el costo no fuera tan arreglado, pero nos dijo que ellos ya no querían invertir nada en el sistema”, declaró otro de los obreros.

Agregó que recientemente hubo un problema en las líneas de alta tensión, por lo que tuvieron que parar los generadores cuando uno de ellos “estaba al rojo vivo, que se sobrecalentó”.

La secretaria general del sindicato “José Azueta”, Angélica Navarrete Mendoza, añadió que las plantas de tratamiento están detenidas porque “ya no hay operadores”.

“En estos momentos ellos no pueden operar la planta, no encuentran o no saben. Entonces digo yo ¿no que el Grupo MAS estaba muy preparado?”, expresó.

“Ahorita que operen ellos”, dijo.

El sindicato de trabajadores del Grupo MAS cuenta actualmente con 67 trabajadores, como lo declaró su líder Fracisco Arturo Palacios Rodríguez. Los menos de 100 empleados que han tomado posesión de las instalaciones de agua y saneamiento que fueron del SAS, han señalado el deterioro en que se encuentran los equipos de trabajo y la falta de piezas en las maquinarias.

Los habitantes de Boca del Río y Medellín sufren las consecuencias de esta situación con la carencia de agua, al tiempo que la planta de tratamiento de la zona norte de Veracruz se encuentra inoperante.

Dejanos tus comentarios