Orizaba, Ver., 16 de agosto de 2016.- De nueva cuenta se reaviva el conflicto entre el ayuntamiento de Orizaba y comerciantes ambulantes de Ixhuatlancillo luego de que finalizó el plazo de tolerancia que se les dio para expender sus productos en las inmediaciones del mercado municipal “Melchor Ocampo”, procediendo personal de comercio acompañado de policías municipales para realizar el decomiso de sus mercancías en su mayoría plantas de ornato y algunos animales y juguetes.

A primera hora de la mañana acudieron efectivos de la policía local para resguardar el lugar e impedir que los vendedores ambulantes se ubicaran en los espacios que quedaron firmados en el acuerdo para que pudieran expender sus productos, a fin de cumplir con los acuerdos signados durante la última reunión y en donde estuvieron presentes diversos actores políticos en donde entre otras cosas aceptaron las artesanas ixhuatlecas levantar la huelga de hambre que mantuvieron por varios días en el parque Apolinar Castillo.

Aunque el gobierno municipal que encabeza Juan Manuel Diez ha mostrado cierta tolerancia luego de los desencuentros que tuvieron policías municipales con las comerciantes; ahora son los comerciantes establecidos en el zoco municipal quienes amenazan con salir a las calles si la autoridad municipal les sigue dando beneficios a estas personas procedentes de otro municipio y que ha dejado fuera a las comerciantes originarias de esta ciudad.

Algunas de estas vendedoras han emigrado a ciudades cercanas para poder vender sus productos luego del reordenamiento que hizo el ayuntamiento y no es justo que ahora sin tener que sufrir les den beneficios a estas personas que son de Ixhuatlancillo están teniendo, al grado que les construyeron un mercado para ellas y que se dan el lujo de despreciar cuando muchos orizabeños quisiera ese lugar para expender sus productos.

“Ya dijeron los demás compañeros que si no se quitan nos vamos a ir a afuera, si fuera en este mismo momento, en este mismo momento lo hacemos y nos salimos todo, somos como 750 los comerciantes. Yo fui una de las que vendí afuera hace como 35 años cuando nos quitaron nos fuimos para el Zapata acaso nos fuimos y regresamos? No, nos fuimos para allá se vendiera o no se vendiera entonces porque estas personas que tienen poco tiempo de estar acá quieren seguir acá no es justo”, afirmó la comerciante Margarita Pérez.

Por lo pronto se realizó el decomiso de la mercancía pese a los esfuerzos que hicieron las artesanas para evitarlo, argumentando que existe un punto de acuerdo parlamentario que les entregó el Congreso de la Unión –aunque solo se trate de una propuesta que no significa que necesariamente ya sea una ley que les permita quedar de manera indefinida en este lugar-, por lo que ellas afirmaron que seguirán luchando por un espacio para la venta de sus artesanías, resistiéndose a irse al mercado exprofeso que les fue construido desde el mes de mayo.

Dejanos tus comentarios