Xalapa, Ver., 9 de Agosto del 2016.- Acusando una presunta irregularidad en el proceso y expresándose negativamente del titular, este martes compareció ante la Fiscalía General del Estado el gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares.

El político de extracción panista manifestó su inconformidad ante los medios por haber sido citado por el fiscal, toda vez el delito del cual el gobernador saliente Javier Duarte de Ochoa lo acusa, tiene bases en presuntos bienes del orden federal, por lo que opinó la FGE no tiene las atribuciones para tratar el caso.

Acusó el citatorio tiene intenciones mediáticas: “No eludo de ninguna manera mi responsabilidad y mi compromiso de comparecer ante las autoridades, pero es claro que ustedes no tienen ninguna competencia, y aún así iniciaron esto solamente en una estrategia de comunicación, a lo que es por cierto muy afecto el fiscal general, le gusta mucho salir en los medios, pero aquí estoy”, expresó ante los burócratas que lo recibieron en el inmueble.

Yunes Linares añadió que independientemente de las investigaciones que se le tengan que hacer por los señalamientos, la denuncia fue colocada por presuntos delitos cometidos por funcionarios público y él, al ser únicamente gobernador electo sin haber tomado protesta, no puede ser investigado por la Fiscalía, misma que debió dejar el tema a la PGR, según su versión.

Puntualizó que en el artículo 328 del código penal el “gobernador electo” no es una figura del orden público y por tanto no procede el tema dentro de la fiscalía.

Acusó entonces a la FGE de estar confabulada con su acusador, el gobernador Javier Duarte de Ochoa, con quién se ha denunciado mutuamente y por el mismo delito.

Imagen de archivo.

Dejanos tus comentarios