Veracruz, Ver., 20 de julio de 2016.- Hoteleros y restauranteros estiman que sus reservas de agua potable podrían durar un día y medio más antes de que la escasez que viven por el bloqueo de la planta potabilizadora de El Tejar, se vuelva insostenible.

A pocos días de que varios turistas lleguen a Veracruz y Boca del Río por vacaciones de verano, el bloqueo de la planta potabiliadora del extinto SAS (Sistema de Agua y Saneamiento) por parte de habitantes de El Tejar mantiene a los hoteles y restaurantes de la región en zozobra.

Así lo dio a conocer Fernando Ortiz González, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de Veracruz, quien convocó a conferencia de prensa esta tarde de miércoles para comentar que las reservas de agua de los hoteles de la conurbación podrían durar poco más de un día.

“Estimamos una afectación de por lo menos un 90 por ciento de las habitaciones en la zona conurbada que no están recibiendo agua. Por fortuna la mayoría de los hoteles cuentan con cuerpos de agua de reserva que pueden durar entre 24 y 36 horas por lo cual nosotros estamos estimando que esta situación se irá viendo complicada conforme se vayan agotando estas reservas”, comentó.

Fernando Ortiz comentó que ya han recibido llamadas de turistas quienes, conociendo la noticia del desabasto de agua, buscan conocer si habrá problemas durante su estancia en Veracruz.

Hizo un llamado a que las personas que mantienen bloqueadas las instalaciones de la planta de tratamiento del SAS para que resuelven el conflicto sin afectar a la población, y utilicen las vías legales para enfrentar la problemática.

“Consideramos que no debemos de ser presa de los intereses de unos cuantos y vernos afectados todos los veracruzanos. No es nuestra postura darle la razón ni a una parte ni a la otra, sin embargo lo que consideramos nosotros es que los conflictos no deben afectar a terceros”, dijo Fernando Ortiz.

También estuvo presente Daniel Martín Lois, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), quien comentó que varios negocios de comida están utilizando pipas privadas pues ha comenzado a escasear el líquido en estos establecimientos.

“Tenemos más de 35 restaurantes que no tienen agua en estos momentos, hoy hemos podido redimir el problema, hemos podido operar con pipas de agua de gente de conocidos para que no tengan que cerrar, pero si sigue la situación así yo creo que mañana sí habrá restaurantes que cierren”, dijo Martín Lois.

Dejanos tus comentarios