Xalapa, Ver., 29 de noviembre de 2016.- Durante su comparecencia la titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Clementina Guerrero García, aseguró que no se pagará a los empleados de Casa Veracruz, debido a que no están registrados como empleados del estado, ni tiene identificación oficial que permita constatar que lo pagado es legal.

“Se va a pagar sólo a lo que se tenga derecho” y no los 75 mil pesos que cobraban jardineros, cocineros y servidumbre en general, sentenció la secretaria de Finanzas.

Por lo que dijo que la Sefiplan no pagará nada que no esté documentado y validado, ya que los empleados no están registrados y sólo se pagarán las deudas validadas ante la Sefiplan.

Asimismo aseguró, que “si Veracruz fuera una empresa estaría quebrado”, expresó en su comparecencia ante el Congreso del Estado, y refirió que la deuda de Veracruz entre bancaria y con proveedores supera los 130 mil millones de pesos en suma, por lo que trabajan para ir disminuyéndola.

En el desglose, detalló que el monto de la deuda bancaria y el pasivo circulante inmediato del estado asciende a 87 mil 927 millones 886 mil pesos, cada veracruzano tendría que aportar 10 mil 839 pesos, es decir, cuatro veces más a lo calculado al 31 de marzo de 2011, detalló Guerrero García.

Aparte, hay deudas con municipios que han ido pagando desde que ella llegó.

Durante su comparecencia explicó, que al dividir el total de los pasivos ya mencionados al 31 de septiembre de 2016, entre los 8 millones 112 mil 505 veracruzanos que reporta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi); sin importar su edad, condición social, económica o de salud, tendría en valor presente, que contribuir con dicha cantidad.

Adelantó, que el próximo gobierno estatal podría reestructurar la deuda de Veracruz “buscando ampliar los plazos, mejorar las tasas de interés y reducir el monto de nuestros pagos en el corto plazo”.

Es urgente, dijo, reactivar a Veracruz “para superar esta crisis, se requiere de la participación responsable de todos los actores, de los tres poderes de gobierno, de las administraciones municipales, de las organizaciones sociales, de los sectores productivos y de la población en general”.

Por lo que sería prioritario reducir el déficit mensual que tiene paralizado al estado, “debiendo aplicar medidas de contención del gasto en bienes y servicios innecesarios, para aplicarlos a los programas sociales y a la inversión productiva”.

Además, que se tiene que fortalecer los indicadores internos, a fin de poder contar con la afluencia de mayores participaciones y aportaciones de la federación”.

Dejanos tus comentarios