• El Rebaño derrota por la mínima diferencia a los Tiburones
  • Calderón decanta la balanza para el equipo visitante

Boca del Río, Veracruz.

Los Tiburones Rojos de Veracruz perdieron su tercer partido consecutivo en el actual torneo Apertura 2016 de la Liga Bancomer Mx ante el Club Deportivo Guadalajara, en partido dramático correspondiente a la fecha 11, celebrado esta noche en la cancha del estadio Luis Pirata Fuente.

Los ojos del respetable estaban centrados en el equipo local, que salía obligado a quedarse con los tres puntos luego de lo ocurrido a media semana contra el Club Puebla; pero Chivas llegaba también con una racha negativa de resultados aunque con menor presión debido a los puntos obtenidos que colocaban al equipo visitante entre los ocho mejores antes de comenzar la jornada.

El primer tiempo fue totalmente rojiblanco, desapareciendo por completo a Veracruz del terreno de juego por la presión alta y la gran cantidad de jugadas que el rebaño logró armar durante los primer 20 minutos.

La figura de la primera mitad fue Edgar Melitón Hernández que salvó a su equipo en par de ocasiones, aprovechando la oportunidad de regresar a la titularidad.

Para antes de iniciar el segundo tiempo, Pablo Marini hizo una modificación en el equipo jarocho relevando a Daniel Villalva para que Juan David Pérez regresara a la actividad luego de una lesión muscular que lo marginó durante cuatro jornadas.

Aunque la banda izquierda dejó de ser una fuga pra Veracruz, Chivas se las arregló para seguir atacando, ya sea por aire o por el centro, dónde los jugadores del rebaño se juntaron para generar peligro cada vez que les era posible.

al 55 de tiempo corrido, Veracruz tuvo otra modificación que emparejó las circunstancias en el encuentro al retirar Gabriel Peñalba por Edgar Andrade.

Chivas también buscó hacer cambios que le devolvieran la tranquilidad al equipo dirigido por Matías Almeyda; primero Edwin Hernández fue sustituido por Javier López al minuto 58 y 71 el ingreso de Néstro Calderón por Ángel Saldivar, terminó dándole la razón al técnico argentino.

Al minuto 76, los errores y el desorden defensivos volvieron a acabar con las esperanzas del equipo porteño que vivía su mejor momento en el partido; Jesús Sánchez manda un centro al área en el que ningún defensivo de Veracruz se atrevió a cortar, por lo que Néstor Calderón solo tuvo que rematar con dirección a portería sin una marca que lo dificultara para anotar el único tanto del partido.

Veracruz perdió su tercer partido como local, y también su tercer partido de forma consecutiva en el actual torneo, lo cual lo deja en una situación comprometerdora tanto en la liga como en drama del descenso; mientras que el Rebaño sigue en la pelea por entrar a la fiesta grande del fútbol mexicano llegando a 17 puntos.

 

Dejanos tus comentarios