Xalapa, Ver., 17 de octubre de 2016.- Sin atender a la prensa y a empujones, el dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Ochoa Reza, arribó a un hotel de la capital del estado, para reunirse con dueños de diversos medios de comunicación.

Manejando una Suburban blanca y acompañado del dirigente estatal del PRI, Amadeo Flores Espinosa, el priista prefirió huir a contestar los cuestionamientos de los reporteros que lo esperaban.

Su Jefe de Prensa, fue quien a gritos pedía que lo dejaran pasar.

Entre portazos y manoteos, el priista ingresó al salón ante los gritos de reporteros, quienes le recordaron “que por eso perdió el PRI”.

Tras la abucheada, su personal de prensa salió para intentar enmendar su falta y prometió que en una hora Ochoa Reza saldrá a fijar posicionamiento.

Dejanos tus comentarios