Exclusiva

Veracruz, Veracruz a 4 de octubre de 2016.- Han pasado 5 días desde la desaparición de Génesis Urrutia, Leobardo Arroyo Arano y Octavio García Baruch en la zona conurbada de Veracruz-Boca del Río. Uno de los familiares de los tres jóvenes denunció que las Cámaras del C4 no “sirvieron y no pudieron” captar nada sobre el plagio.

“Era nuestra única esperanza de saber qué pasó con ellos. Pero ayer se nos informó que las dos cámaras que están de lado a lado de Díaz Mirón no funcionan”, confirma el familiar.

“Se infiere que se los llevaron desde la (colonia) Carranza. Y en ese punto uno de los chicos se pudo haber escapado (…) nos dicen que el taxi iba muy rápido e iba persiguiendo a alguien casi para entrar al (fraccionamiento) Floresta. Ya no sabemos que más pudo pasar”, dice.

Por cuestiones de seguridad la fuente pidió guardar su identidad; no obstante, dijo sentirse ofendida por esta situación pues todo se reducía a “conocer el número económico de un taxi que presuntamente se llevó a los chicos”.

La persona relata que hubo una persona que vio a uno de los varones salir corriendo del taxi, en la avenida Salvador Díaz Mirón a la altura de una conocida mercería veracruzana, y “entró por la calle 7 y el taxi se fue tras él”.

Las tres denuncias fueron recibidas hasta el sábado en la mañana y “cada denuncia fue integrada en la misma carpeta de investigación, para cada denuncia se llevaron tres horas”. Los familiares de los tres chicos han corroborado y recopilado información por su cuenta.

Como Crónica Veracruz lo dio a conocer, los jóvenes fueron secuestrados desde el día jueves alrededor de las 4 y media o cinco de la tarde, fue hasta la noche del sábado que se confirmó la noticia.

Además, comienza a circular la versión de que pudieron ser cuatro los jóvenes que desaparecieron, pero hasta el momento no se ha lanzado la alerta por ese presunto cuarto joven, ni algún familiar ha reclamado su paradero o ha dado identidad.

Para el noticiero de Ciro Gómez Leyva el padre de Génesis Urrutia, Edgar Urrutia, dijo que “no hemos recibido noticias; somos cuatro familias que estamos haciendo junto con las autoridades todo lo necesario, las pesquisas, ahí estamos, no hemos tenido más avances, las autoridades están haciendo su trabajo, pero ahorita necesitamos la ayuda de todas las instancias posibles”.

 

ESTUDIANTES DE LA VERACRUZANA

Génesis Urrutia es alumna del noveno semestre de la licenciatura en Ciencias de la Comunicación. Durante el primer semestre de 2015 fue estudiante de movilidad internacional en la Universidad de Loja, en República de Ecuador.

Urrutia llegó a la zona conurbada desde el 2012 para estudiar Ciencias de la Comunicación. Su vocación así lo exigía. Originaria de la ciudad de Jaltipán, ella continúa con la tradición dentro del área de la comunicación pues su padre, Edgar, también fue alumno de la Facultad de los estudiosos de la comunicación.

Además de ser estudiante de Ciencias de la Comunicación, en su tiempo libre Génesis modelaba ropa y accesorios.

Leobardo Arroyo Arano, al igual que Génesis, emigró de la ciudad de Tres Valles, Veracruz, municipio de la Cuenca del Papaloapan, para estudiar Licenciatura en Contaduría. Él se graduó en diciembre de 2015 y apenas en febrero de 2016 se tituló.

Leo y Génesis se conocieron hace algunas semanas, y rápidamente hicieron buenas migas. Ambos compartían campus en la ciudad de Boca del Río frente a Plaza Mocambo.

Octavio García Baruch es hijo de dos conocidos profesores del municipio de Acayucan. Su madre es docente de telesecundaria y su padre, maestro en el Centro de Bachillerato Tecnológico, industrial y de servicios (CBTis) número 148.

Su cuenta de Instagram muestra que Octavio acudía constantemente al gimnasio y practicaba la disciplina Muay Tay.

Sin embargo, en registros periodísticos existe la información de que Octavio García Baruch fue detenido en 2012 por una banda de jóvenes secuestradores. Incluso se sabe que en durante la detención en diciembre de dicho año  traían en su poder “poder de los acusados se les encontró 191 unidades de crack y 341 unidades de cocaína, además de un arma de fuego modelo HKMP – 5, calibre 9 milímetros, propiedad de la dirección general de la Policía Municipal de Acayucan”.

El 12 de octubre del 2015, Gustavo García Baruch, hermano de Octavio, también fue secuestrado en el Fraccionamiento Floresta de la Ciudad de Veracruz. Hasta el momento se desconoce su paradero y el de “otros cuatro jóvenes, uno de ellos Josué Baeza Gil, también vecino de Barrio Nuevo de Acayucan”, según informa el medio Presencia Noticias.

Dejanos tus comentarios