Veracruz, Ver.- El fiscal general del estado, Luis Ángel Bravo Contreras, aseguró que los asesinos de los dos curas originarios de Poza Rica, son ladrones de tiendas de autoservicios.

De ninguna manera, subrayó, están vinculados a la delincuencia organizada.

Agregó, que tal como informó en Papantla este martes, cuentan además con otra orden de aprehensión y próximamente conseguirán girar dos más, adelantó.

“Ya tenemos a esta hora otra orden de aprehensión, estamos en búsqueda de los objetivos, y por cuánto hace a las otras dos personas, ya estamos nutriendo la investigación de los elementos que nos permitirán solicitar otras dos órdenes de aprehensión”.

Los dos detenidos por el hecho que conmocionó a la sociedad veracruzana y, en particular a la grey católica del estado, son especialistas en robar Oxxos, subrayó.

“Bien importante decirles, porque luego se generan vacíos de información y notas descontextualizadas, aquí es bien importante decirles que en las personas que ya están bien identificadas en el caso, están vinculadas a asuntos que tienen que ver con tiendas de auto servicio, específicamente Oxxos, que no suene comercial pero lo tenemos referenciado”.

-¿No tienen que ver vínculos con la delincuencia organizada como alguien lo ha señalado?
-No, yo lo dije desde un principio que no había signo de ello, si se fortalece la teoría que fue el robo el móvil, jamás se dijo que fue una borrachera como algunas notas por ahí lo dijeron, lo cierto es que ya hay personas identificadas.

El móvil fue el robo, jamás se mencionó que hayan bebido con los sacerdotes o que los conocieran como se mencionó en algunos medios informativos.

“Ya se fortalece la teoría que el móvil es robo, porque estas personas estaban ligadas o vinculadas a hechos que tienen que ver con robo de tiendas de autoservicios”, puntualizó.

Dejanos tus comentarios