Tierra Blanca, Ver., 7 de diciembre de 2016.- La actuación de la Policía Ministerial adscrita a la delegación Tierra Blanca, mediante la cual fue detenido José Adrían “N”, la tarde del pasado 6 de diciembre, fue realizada con estricto apego al debido proceso y en cumplimiento a un mandato judicial obsequiado por el Juez de Control con residencia en Cosamaloapan, toda vez que fue comprobada con pruebas contundentes su probable culpabilidad en la comisión de los delitos de robo de vehículo agravado y privación de la libertad.

A su vez, en un segundo despliegue táctico, los detectives ministeriales detuvieron la mañana de este miércoles a Juan Carlos “N”, elemento del Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial (IPAX) que desempañaba la función de resguardante de la seguridad del primer detenido y quien también contaba con una orden de aprehensión emanada del Proceso Penal 17/2016.

Los hechos que se les imputan tuvieron lugar el pasado 29 de noviembre del año en curso, cuando despojaron con violencia de una unidad automotora tipo camioneta a la víctima identificada como H.R.C. y posteriormente lo ataron de pies y manos, trasladándolo a un sitio desconocido, contra su voluntad, hechos que en su oportunidad fueron comprobados fehacientemente por el Fiscal Investigador.

Como consta en certificados médicos practicados en el momento de ingreso al reclusorio regional, los hoy imputados, recibieron un trato digno, sin vulnerar en ningún momento sus derechos humanos,

Los imputados enfrentan los efectos del proceso penal que se instruye en su contra, con pleno uso de las garantías individuales que les confiere la ley.

Cabe mencionar, que José Adrián “N”, fue detenido por policías ministeriales de la Fiscalía General, acusado del robo de una camioneta.

Aunque su familia cuenta con medidas cautelares de protección y resguardo por parte de la Secretaría de Seguridad Pública las 24 horas del día, la Policía Ministerial lo acusó del hurto de un vehículo.

DEJANOS TU COMENTARIO